El campo continua acelerando la entrega de maíz y soja ante la posibilidad que Alberto Fernández eleve el porcentaje de retenciones, que hoy se ubica en el 27% al 35%, según estima el sector agropecuario. Esto hizo que la oleaginosa en la primera semana de diciembre crezca un 200% y el cereal, más del 400%.

Datos publicados por el portal oficial Siogranos muestran que el productor en lo que va del diciembre negoció de la campaña 2018/2019, 929.549 toneladas de soja, mientras que el mes pasado era de 308.094 toneladas. La mejora es del 200%.

Respecto del periodo 2019/2020 que aún en algunas zonas se sigue sembrando, el volumen comercializado creció el 66% al pasar de los 504.711 toneladas a 840.606 toneladas.

Vale recordar que en este caso el productor le puso precio a su cosecha que recién entregará en mayo próximo. Al hacer esto, la exportación no sólo le congela y respeta el valor actual que ronda en los U$S245 la tonelada, sino que también le paga un 90% del mismo ahora. De esta forma evita si se llega a aplicar un 35% de retención que reciba un menor ingreso, esto es porque se estima que con este arancel el poroto puede valer US$200.

Esta situación es el verdadero motivo que hizo que en noviembre pasado la liquidación de divisas llegue al récord de US$2.185 millones, lo que hizo que el acumulado del año sea de US$21.495 millones, lo que supera en un 6,3% lo ingresado en todo 2018.

La misma situación se observa en el maíz de la cosecha próxima dado que paso de 196.510 toneladas a las actuales 1,09 millones. El alza es del 454%.

El miedo en este cereal pasa por cambios en los derechos de exportación. Hoy el maíz y el trigo tienen una retención del 7%, que se forma a partir del peso por dólar exportado, ecuación que en la actualidad se terminó licuando producto de la devaluación.

Un trabajo de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) señaló que la exportación programadas para el trigo en diciembre ya son un récord histórico mensual. Según el Ministerio de Agroindustria, las Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior (DJVE) del ciclo 2019/2020 para despachar es de 3,78 millones de toneladas, este superó la anterior mejor marca de 3,3 millones de enero de 2008.

Un tema no menor: hasta el mes pasado, el campo tenía en su poder unos US$10.000 millones correspondientes a las 38 millones de toneladas de soja y maíz.

Sin embargo este monto puede achicarse. Si se mantiene el ritmo actual de ventas, diciembre será también otro mes de negocios récord y se estima que en el global se supere los US$22.000 millones.

En pocas palabras, el productor diseña su estrategia y se resguarda dejando granos en el campo, pero también vende por temor. Otros empezaron a canjear insumos de cara a la siembra del 2020/2021 aprovechando que agroquímicos y fertilizantes están con precios bajos y a valor dólar.

Más notas de

Merino Soto

El campo pidió que la política también "ponga lo suyo"

Último encuentro con las entidades del agro

A horas de asumir Alberto, el campo desacelera la venta de soja

El productor decidió esperar para negociar sus granos

A la espera de un alza en las retenciones, el campo aceleró más de 200% la venta de soja

El campo aceleró más de 200% la venta de soja

“Hay que compatibilizar la rentabilidad y que la población tenga acceso a alimentos en calidad y cantidad”

“Hay que compatibilizar rentabilidad y el acceso a alimentos”

Ex INTA manejará inversiones para pequeños y medianos productores

Los préstamos de bancos mundiales pasaran por las manos de Gabriel Delgado

Nicolás Trotta será el ministro de Educación de Alberto

Nicolás Trotta será el ministro de Educación de Alberto

Luis Basterra será el próximo ministro de Agroindustria

Luis Basterra será el próximo ministro de Agroindustria

Por las alzas en Liniers, la carne subió casi un 10% en noviembre

Por las alzas en Liniers, la carne subió casi un 10% en noviembre

La confianza del campo se derrumbó un 64% tras el triunfo de Alberto

Esperan más retención en soja

Los productores agropecuarios retienen más de US$10.000M en soja y maíz

El campo retiene más de US$10.000 M en soja y maíz