El campo se concentra  este sábado 23 de abril en Plaza de Mayo para expresar su descontento con las medidas del Gobierno nacional. La concentración, impulsada por distintos productos autoconvocados, encontró su punto de conflicto en el ingreso de tractores a la Ciudad de Buenos Aires, discusión que pareció saldarse durante el día con los permisos del gobierno local.

Como confirmó BAE Negocios, la Mesa de Enlace no participará de la marcha, la cual contará con la adhesión de productores rurales de todo el país y que supondrá un desafío logístico.

Ruralistas de distintos puntos del país se concentran  en la Plaza de Mayo con apoyo de un sector de la oposición, una movilización que fue calificada por el Gobierno nacional como una "marcha política" sin "consignas claras".

El denominado 'tractorazo' es convocado en las redes sociales con la etiqueta #23A, al que también se le sumaron dirigentes de Juntos por el Cambio (JxC) con consignas políticas "en defensa de la República y la Justicia independiente".

Organizaciones como Campo+Ciudad y otras del interior impulsan esta protesta, aunque las entidades que conforman la Mesa de Enlace decidieron no participar de la convocatoria.

Aníbal Fernández y los tractores

La irrupción del tractorazo en la ciudad hizo que el ministro de Seguridad de la Nación, Aníbal Fernández, criticara la convocatoria: "¿Van a entrar a Capital Federal con los tractores? Que ni lo sueñen", negando el ingreso de vehículos al territorio porteño, más tarde, aceptó que la protesta había sido autorizada por el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

El Gobierno nacional comunicó, a través de Fernández, que no impedirán pero que tampoco custodiarán la movilización de productores agropecuarios. El funcionario fue tajante y dijo que la protesta "lo van a hacer en donde pongan la cámara de televisión".

La movilización se realizará sin la adhesión de la Mesa de Enlace

Movilización del campo

La presidenta de la Sociedad Rural de Rosario, Soledad Aramendi, le contestó al funcionario y afirmó que sus declaraciones son "una instigación a la violencia. Tenemos todos los permisos para no generar ningún problema en la Ciudad". Asimismo, explicó: "La intención no es obstruir sino que es una marcha que es un símbolo para ir sumando gente en el camino y congregarnos".

En una entrevista con Ari Paluch en "El Exprimidor" por Radio Colonia, la productora agropecuaria expuso que "el campo va a marchar a Buenos Aires por toda la situación que vivimos", agregando que "argumentos sobran" y que "la ciudadanía está harta" debido a que existen "una sumatoria de propuestas que son problemas en vez de soluciones".

La dirigente rural insistió en que "la gente que organizó esto tiene todos los permisos para ingresar con los tractores”. Mientras que frente a una posible contramarcha de sectores ligados al oficialismo indicó: “Espero que todo sea armónico y no pase nada, que haya respeto sobre todo” y recordó que “acá marcha la familia”.

Manifestación del campo

En cuanto a la actualidad nacional, Aramendi expresó que “lo que está pasando en este país es que no se respeta la Constitución. Si la respetáramos a rajatabla y con respeto a la República todo sería otro cantar”, y opinó que es necesario "un rumbo completamente diferente, un plan económico, que dejen de emitir, que bajen la inflación, promover el trabajo y libre comercio. Hoy se promueven planes sociales no trabajo”.

Además, aseguró que si no hubiera habido retenciones en todo este tiempo “tendríamos un país más desarrollado porque habría más inversión y más trabajo” e indicó que “si a la población se le saca la pata de encima de los impuestos eso es desarrollo e independencia, es fomentar el trabajo, es dignidad. El problema es que tenemos generaciones de personas que no creen en eso, que viven otra realidad por un asistencialismo corrupto, que te saca la independencia de la vida. Eso es lo que hay que cambiar”.

 

Por qué reclama el campo

Según la Sociedad Rural de Rosario, la marcha será “en defensa de los derechos constitucionales de los ciudadanos a trabajar, comerciar y expresarse libremente”.

Los productores autoconvocados marcharán en reclamo de la alta presión tributaria al sector agropecuario, la eliminación de las retenciones, la baja en el gasto público y la escasez de gasoil en plena cosecha de soja y maíz.

Recorrido de la movilización del #23A