El complejo agroexportador cerró el primer cuatrimestre con una liquidación de USD11.097 millones, el mejor registro histórico para este sector en un período similar. El aumento en las cotizaciones de granos y de subproductos impulsaron esta tendencia, que permite compensar la caída en el volumen de la cosecha gruesa de la campaña 2021-2022.

Según se desprende de las estadísticas de la Cámara de la Industria Aceitera Argentina y el Centro de Exportadores de Cereales (Ciara-CEC), el ingreso de dólares en los primeros cuatro meses de 2022 creció en USD1.343 millones en comparación con el mismo período del año pasado, una suba de 13,8%. En abril, las ventas de granos y de subproductos fueron de USD3.176 millones, un 6% superior en la comparativa interanual.

Si bien la liquidación de divisas de abril es la segunda mejor de la historia (apenas USD3 millones por debajo del mismo mes de 2014), los exportadores consideraron que algunos factores constituyeron un freno de mano. "El impacto del paro de transportistas de granos, el menor ritmo de ventas para exportación y una menor cosecha gruesa por la sequía condicionaron el ritmo de embarques", señalaron desde Ciara-CEC.

La suba en los derechos de exportación de harina y de aceite de soja no tuvo un impacto negativo en los envíos del complejo agroexportador durante abril, que mejoró sus registros con relación a marzo. A mediados de ese mes, el Gobierno había cerrado el registro de ventas en estos subproductos y, luego de anunciar el aumento de retenciones, que pasaron de 31% a 33%, y la creación del Fondo Estabilizador del Trigo, se reabrieron las ventas al exterior, que se dispararon un mes después.

En abril, y de acuerdo con estimaciones de analistas granarios, la harina y el aceite de soja generaron divisas por USD1.900 millones, con despachos que alcanzaron un volumen de 2,4 millones de toneladas y 400.000 toneladas, respectivamente. En marzo, las ventas del complejo exportador estuvieron impulsadas por el maíz, con operaciones por un volumen de 4,7 millones de toneladas y una facturación de USD1.515 millones.

La mejora en los precios de los subproductos del complejo oleaginoso es uno de los factores que explica este incremento en las exportaciones. La Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) calculó que, desde el inicio de la invasión rusa a Ucrania, los aceites de soja y girasol aumentaron sobre el 20%, con precios que se ubican sobre los USD1.870 y USD2.000 por tonelada, respectivamente. En menos de tres meses, los valores subieron cerca de USD400 por tonelada en ambos subproductos.

En el caso del aceite de girasol, con Ucrania fuera de juego, desapareció el 80% de la oferta mundial, punto de partida para la disparada de precios. La cosecha argentina de la campaña 2021-2022 llegó a 3,3 millones de toneladas, de las cuales se molerán 3 millones, que alcanzarán a cubrir un 8% de la demanda mundial de este alimento, de acuerdo con los cálculos de los exportadores.

Más notas de

Andres Lobato

El bajo volumen cosechado de soja 2021/22 impactará en la industria

La falta de lluvias impactó de lleno en los rindes

Tras reunión fallida, siguen cortes de ruta por falta de gasoil

Corte de rutas en Río Negro

Transportistas tucumanos anunciaron paro y la provincia intenta frenarlo en la Justicia

La protesta afectará la comercialización

La suba del gasoil impactará en los costos del agro

El impacto directo del gasoil en el IPC es relativamente menor

La suba en el corte de gasoil con biodiésel impactó en los surtidores

La suba será de 12%

El Gobierno ultima detalles para subir corte de gasoil y el campo anunció protestas

Los fabricantes esperaban destinar 1 M de toneladas al corte

Advierten por recorte en ingreso de divisas hasta agosto

La industria sufre la falta de materia prima

La exportación de carne porcina lleva una caída récord en 2022

La exportación de carne porcina lleva una caída récord en 2022

La suba de los precios internacionales del agro mejoró la renta de los productores

Al inicio de una nueva campaña, cede la presión tributaria

La faena bovina creció un 8,4% en mayo y quita presión alcista en los mostradores

La industria procesó 1,17 millones de cabezas