En el primer día del paro impulsado por la Mesa de Enlace, la operatoria de hacienda y granos no sintió el impacto del cese de comercialización y tanto el Mercado de Liniers como la zona de influencia del puerto de Rosario registraron operatorias por encima de sus registros habituales para un lunes. La medida se extenderá hasta el próximo jueves y fue convocada por Confederaciones Rurales Argentinas, Sociedad Rural Argentina y Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coningaro), mientras que Federación Agraria Argentina no logró superar sus divisiones internas y dio a sus bases libertad de acción para decidir.

Por el lado de la hacienda bovina, el mercado de Liniers tuvo un ingreso de 2.516 vacunos, provenientes en su mayoría de Buenos Aires y en menor medida Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos. La entrada habitual al recinto concentrador para el primer día de la semana no suele superar las 300 cabezas. En esta ocasión, al conocer la medida dispuesta por el ruralismo, los productores reforzaron los envíos sobre finales de la semana pasada.

De esta manera, las ventas de este lunes en Liniers culminaron con valores similares a la semana pasada, cuando tras el llamado al paro por parte de la Mesa de Enlace y ante los rumores sobre una posible falta de hacienda a causa de la medida de fuerza, los precios al final del día promediaron una suba del 10,3%.

En granos, el paro tampoco se sintió en la zona de los puertos próximos a Rosario, que según estimaron desde el puerto rosarino fue de 4.324 camiones con granos destinados a embarques externos, de los cuales 3.465 correspondieron a cargas de maíz y 716 a soja. En este caso y según las mismas fuentes, el pasado lunes ingresaron 2.645 vehículos a la zona del puerto rosarino.

Por su parte, los productores frutícolas del sur argentino tampoco se sumaron al paro anunciado por la Mesa de Enlace. En declaraciones periodísticas, el presidente de la Federación de Productores Frutícolas de Río Negro y Neuquén, Sebastián Hernández, advirtió ayer que los productores de frutas del Alto Valle no adhieren al paro del campo y criticó a los dirigentes de la denominada Mesa de Enlace. "Las grandes entidades del campo definen cuestiones que perjudican a las economías regionales", remarcó. En una sintonía similar, desde la Cámara de Legumbres de la República Argentina (Clera) calificaron como positivo el compromiso del Gobierno nacional de reducir los derechos de exportación en todos los productos de ese sector.