Productores de la localidad de  Lezama señalaron a BAE Negocios que ganaderos de esa localidad no habrían podido tramitar los DTe (Documento de Tránsito Electrónico) para el movimiento de hacienda, ante una prohibición del jefe comunal de esa localidad por deudas acumuladas de impuestos municipales. Por su parte, en Punta Indio está vigente una ordenanza municipal, que establece límites para gestionar este permiso.

En la ciudad de 25 de Mayo existe un antecedente similar y desde hace unos dos meses, los ganaderos deben estar al día con sus impuestos municipales al momento del trámite. La medida se suma a un listado de jefes comunales que afinan el lápiz a la hora de recaudar impuestos, como el caso de Castelli.

En este municipio, el intendente Francisco Echarren cobró una tasa extraordinaria al campo para enfrentar la pandemia de COVID-19 y establece un pago único de $2.000 hasta 44.000, de acuerdo a la superficie del establecimiento.

Según pudo reconstruir este medio, en  Lezama se presentó el caso de dos productores ganaderos que no pudieron tramitar sus guías para movilizar hacienda. Una fuente del sector agropecuario señaló que se encuentran analizando el tema y que en los próximos días consultarán al intendente Arnoldo Harispe (Juntos por el Cambio) sobre el alcance de esta situación.

Alberto Rodríguez, presidente de la Sociedad Rural de Punta Indio, explicó que en ese municipio existe desde 2017 una ordenanza, firmada por el intendente Hernán Yzurieta (Frente de Todos), que establece que los productores agropecuarios que adeuden más de un año de Tasas Viales no pueden obtener el DTe.

"Si bien la medida esta´vigente, no se está aplicando", reconoció el directivo. Esta ordenanza ha generado algunas tensiones entre el sector agropecuario y el municipio. Tanto en  Lezama como en Punta Indio, las tasas vales registraron un incremento que se ubica sobre el 50%.