El conflicto salarial en el sector lácteo sigue sin poder cerrar un acuerdo entre las partes y tras la cuarta reunión entre el gremio y empresarios, que se llevó a cabo el miércoles de manera presencial en el ministerio de Trabajo, se pasó a un cuarto intermedio y el jueves se retomarán las negociaciones.

En el encuentro participaron representantes de la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina (Atilra); de la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas Lácteas (Apymel) y del Centro de la Industria Lechera (CIL).

El inicio del conflicto data desde mediados de julio y en los cuatro encuentros que se llevaron a cabo en el marco de la conciliación obligatoria, las partes no lograron rubricar un acuerdo. Durante las negociaciones, el gremio no llevó a cabo medidas de fuerza, pero sí asambleas y movilizaciones en las fábricas. En tanto, las cámaras empresariales negaron que mantengan deudas por salarios con los trabajadores.

Desde el gremio, sus representantes indicaron que mientras "la inflación de 2019 fue del 53,8%, los productos lácteos en promedio aumentaron un 90% y los salarios crecieron solo un 25%". Entre esas cifras, Atilra aclaró que "no corresponde incluir en el 2019 un 10% otorgado por las cámaras, ya que ese importe fue para cubrir parcialmente y en forma atrasada la inflación de 2018".