El complejo agroexportador argentino cerró primer semestre del año cerró con un ingreso récord de divisas, que de acuerdo a la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC) llegó a 16.600 millones de dólares. Según la entidad, se trata del mejor registro de los últimos 18 años.

En junio, el campo exportó granos y subproductos por 3.358 millones de dólares, que fue récord absoluto para ese mes y marcó un incremento de 5,2% en relación a mayo y un 43,2% superior en la comparación con el mismo mes de 2020.

La entidad aceitera destacó que si los precios internacionales cayeron por un serie de variables, como la  expectativa de mejora climática y medidas en favor de los biocombustibles en Estados Unidos, y la cada vez más pronunciada bajante del caudal del río Paraná.

De todas maneras, remarcaron que “el saldo de exportación agroindustrial todavía se beneficia de precios tonificados del mercado mundial y por la fuerte demanda de países que buscan recomponer sus stocks tras más de un año de pandemia”.

Este número se conoce tras el fuerte aumento que experimentó ayer la soja en las pizarras de Chicago, con subas superiores a los 30 dólares por toneladas. El motivo de la disparada en la cotización del cultivo fue el último informe trimestral del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés), que anticipó una caída en el área sembrada sojera. De esta manera, la oleaginosa volvió a superar la barrera de los 500 dólares, mientras avanza la cosecha en Argentina.