Con algunos interrogantes a causa del clima, con varias regiones que no han recibido precipitaciones, la siembra gruesa avanza en las principales regiones productivas. De acuerdo a la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA), la superficie implantada de la oleaginosa superó el 70% de las 17,7 millones de hectáreas proyectadas para la campaña 2019/20. De acuerdo a la entidad, sin embargo, en la región centro y sudoeste de Buenos Aires, Cuenca del Salado y sur de La Pampa, la falta de lluvias retrasa la siembra del cultivo y perjudica a los lotes que ya están implantados.

En el caso del maíz, la bolsa porteña estimó que se avanzó en un 63% de las 6,3 millones de hectáreas correspondientes al presente ciclo. Como dato a tener en cuenta, la siembra de lotes tardíos se halla demorada en relación a la campaña anterior en un 6,6%, debido a la falta de humedad al momento de la siembra.

Por el lado del trigo, el año está cerrando con un buen ritmo de cosecha, que según la BCBA se ubica en el 80%. A la hora de medir rindes, y si bien en algunas regiones puntuales se superaron las expectativas iniciales, hay un signo de interrogación en el sudoeste agrícola. En esta región de la provincia de Buenos Aires la falta de lluvias jugó su partido y afectó los números finales de la cosecha. De todas maneras y más allá de esta incidencia, el rinde promedio del cereal a nivel nacional se ubica en 28, qq/ha y una cosecha a nivel nacional de 18,5 millones de toneladas.