Ante la posibilidad de un aumento en tres puntos en los derechos de exportación en soja, la Mesa de Enlace y entidades que representan a la cadena de valor del cultivo manifestaron su rechazo a esta posibilidad. Por el lado de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) señalaron a través de un comunicado que en la previa a la reunión entre el ministro de Agricultura Luis Basterra y los ruralistas, el cierre de los registros de exportación es una medida "que sorprende y deja una profunda sensación de engaño, porque mientras se espera para dialogar, se toman decisiones que no tiene retroceso, de lo contrario no se explica el cierre de un mercado". Desde la entidad presidida por Jorge Chemes advirtieron que " la presión fiscal es ya insostenible", mientras que en una sintonía similar, Federación Agraria Argentina (FAA) señalaron que este cierre de las Declaraciones Juradas de Venta al Exterior "genera mucha preocupación". La cadena de la soja también manifestó su descontento y desde Acsoja advirtieron que "sería un error castigar nuevamente a uno de los pocos sectores que nos pueden sacar de esta crisis; en vez de potenciarlo".