Las fábricas de maquinaria agrícola empezaron el año con una capacidad ociosa del 35%, de acuerdo a la Cámara Argentina de Fabricantes de Maquinaria Agrícola (Cafma). Entre las principales razones, desde la entidad remarcaron que la ausencia de financiamiento representó un fuerte castigo para esta actividad y que de no mediar una muy buena cosecha en la campaña anterior, el número podría haber sido peor.

"Es un número muy elevado, pero podría haber sido mayor y hay casos en donde llega al 40%", explicó el titular de Cafma, Néstor Cestari, ante una consulta de BAE Negocios. Este dato se conoce en el contexto de la reciente publicación del INDEC, en donde el organismo informó que la utilización de la capacidad instalada en la industria es del 60%. En el rubro "Metalmecánica (excluida industria automotriz)", durante los primeros once meses de 2019 la capacidad ociosa aumentó 5% en comparación al mismo período de 2018.

De acuerdo a estadísticas de la entidad, en junio de 2017 la capacidad ociosa de estas empresas era del 20% y luego empezó a registrar una curva ascendente, hasta alcanzar el 42% durante el primer semestre de 2019, con algunas oscilaciones hacia el final de ese año.

Cestari advirtió que "hace un año y medio estamos sin crédito" y detalló como a partir de 2018, la tasa de interés creció a niveles que bloquearon el acceso a financiamiento para la compra de maquinaria agrícola. Según enumeró, en marzo de ese año era del 14%, para luego subir al 28% en mayo y dos meses más tarde al 38%, lo que representa un incremento del 24% en un período de cinco meses.

Algunos de los rubros afectados en este contexto son los vinculados al forraje, tractores y en menor medida sembradoras. Desde Cafma reconocieron que aún no han mantenido contactos con el Gobierno provincial para analizar opciones de financiamiento. "Si no tenemos créditos, será muy difícil", reconoció el directivo.

Desde la banca pública bonaerense, la última oferta de créditos en este rubro data de septiembre del año pasado, cuando el Banco Provincia presentó una línea de préstamos a 36 meses de plazo con una tasa bonificada del 29% anual, que estaba destinado a empresas que forman parte de la Cámara de Maquinaria Agrícola de Buenos Aires (Magriba). Por el lado del Gobierno nacional, el ministro de Agricultura Luis Basterra señaló, tras su primera reunión con la Mesa de Enlace, que analizan la posibilidad de brindar créditos a través del Banco Nación para impulsar a la producción.