La Unidad Fiscal de Investigación de delitos contra el Medio Ambiente (Ufima) investigará si se infringió la ley de Residuos Peligrosos durante el incendio en una fábrica que produce agroquímicos en la localidad bonaerense de Mercedes en el que murió un hombre de 42 años, informó hoy una fuente judicial. "Lo que pasó fue grave y hay que ocuparse", reconocieron funcionarios del Gobierno. 

Según un parte del Ministerio Público Fiscal de Mercedes, los primeros datos que se conocieron de los líquidos derramados indican que se trataría de "biodiesel, glifosato y componentes para el desarrollo del mismo producto", a lo que desde Ambiente de Nación suman el paraquat, un herbicida de amonio.

El incendio se generó el 27 de septiembre pasado en la fábrica de Sigma Agro S.A, que produce herbicidas líquidos y en polvo, aceites y humectantes, provocando la muerte de Rubén Ponce, de 42 años, quien falleció seis días después, como consecuencia de las quemaduras producidas al caer a una zanja con líquido derramado durante la explosión.

Ponce, de 42 años, "era una vecino de la zona rural que se encontraba en los alrededores del incendio cuando cayó en una de las zanjas donde había desechos de agroquímicos y sufrió quemaduras en el 40 por ciento de su cuerpo", señalaron las fuentes.

La explosión en la planta de la empresa Sigma Agro SA, ubicada sobre la ruta 42, sucedió cerca de las 4.30 del viernes 27 -por causas que aún se investigan- y generó un fuego que alcanzó grandes proporciones que combatieron Bomberos Voluntarios de Mercedes, Navarro, Luján, Suipacha, General Rodríguez y San Andrés de Giles; además del Comando de Prevención Rural Mercedes y la Policía Ecológica y Sustancias Peligrosas de la Policía de la provincia de Buenos Aires delegación San Martín.

"Me tembló la casa y me levanté a ver qué había pasado. Otros vecinos vieron la estela de humo en el cielo y empezó a circular algo de información en los medios locales", indicó a Télam Martín Barros, vecino de la zona.

Según Barros, la planta se instaló en la zona hace cinco años: "En principio nos habían dicho que hacían pastillas de cloros para piletas. Luego los vecinos nos enteramos que ahí acopiaban agrotóxicos, después que fraccionaban y recién tras la explosión nos dijeron qué se elaboraba".

El vecino indicó que "la única información que obtuvimos después del incendio fue de parte de la Municipalidad que sostuvo que al tratarse de una planta tipo 3 no tienen potestad para actuar y se comprometieron en acompañar los monitoreos e indicaciones que haya para el caso".

Barros, quien forma parte de los vecinos autoconvocados del paraje La Verde, donde está ubicada la planta sobre la ruta 42, sostuvo a Télam que "a pesar de las reuniones, tenemos una incertidumbre que se acrecienta porque no vemos que la información sea trasparente con nosotros".

La planta es de categoría 3, comenzó a funcionar en 2014 y según fuentes de la OPDS tenía su estudio de impacto ambiental en condiciones.

La investigación

En principio, la investigación por averiguación de comisión de delito quedó radicada en la Unidad Funcional de Instrucción Nº 6 del Departamento Judicial Mercedes, a cargo de Luis Carcagno, con la intervención del Juzgado de Garantías Nº 3 Departamental.

"Sin embargo, en el marco de una presentación realizada por la División Delitos Ecológicos de la Policía Federal Argentina, la Ufima, a cargo del fiscal federal Ramiro González, inició una investigación preliminar a fin de verificar si existieron situaciones de infracción a la ley de Residuos Peligrosos (N° 24.051)", informó hoy la página fiscales.gob.ar.

En consecuencia, "la unidad especializada pidió a la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable de Nación que informe con urgencia lo que ocurrió y, en caso de considerar que existió una infracción a la ley de medio ambiente (N° 24.051), especifique si fue afectado el suelo, el agua o el aire y acerca de las medidas adoptadas para la protección del ambiente".

La Ufima se creó mediante la Resolución PGN 123/06, y entre sus funciones está la de generar investigaciones preliminares y apoyar las investigaciones en curso, referidas a hechos que infrinjan la Ley 24.051 de Residuos Peligrosos, la Ley 22.421 de Protección y Conservación de la Fauna Silvestre.

La semana pasada, el subsecretario de Fiscalización y Recomposición de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, Juan Trebino, aseguró a Télam que "lo que pasó fue grave y hay que ocuparse. Eso implica tareas urgentes pero también un monitoreo a corto, mediano y largo plazo".

El funcionario detalló que tanto el municipio, como Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible ( OPDS) y Ambiente de Nación vienen realizando monitoreo conjunto de las napas, de los pozos de los vecinos y de la planta y de las tierras.

Sobre las actuaciones urgentes, Trebino señaló que "la empresa removió las tierras de estos lugares y la acumuló en una zona impermeabilizada".

Impacto ambiental

La fiscalía informó que el propietario del predio declaró que la empresa -que no respondió a la consulta de Télam- "tomó todas las medidas previstas para situaciones de las características como las que se vivieron".

"Ya habría contratado a una empresa especializada (Tradex) en evaluación, contención y saneamiento ambiental para que trabaje en el lugar", indicó en un parte de prensa.

Fuentes judiciales de Mercedes confirmaron hoy a esta agencia que el estudio realizado por el municipio no detectó ningún componente utilizado por la fábrica "ni en las napas ni en los pozos de agua de los vecinos".

Días atrás, sin embargo, un comunicado del Ministerio Público Fiscal de Mercedes informó que las autoridades del Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible ( OPDS) "tomaron diversas muestras, siendo que los primeros datos que se conocieron de los líquidos derramados (indican) que se trataría de biodiesel, glifosato y componentes para el desarrollo del mismo producto".

El comunicado agregó, además, que "respecto del humo que emanó por el incendio de la planta – y que fue de gran preocupación en la zona – respondería a la quema de biodiesel y la combustión de plásticos en el lugar" y aclaró que "en principio, las autoridades que concurrieron al lugar descartaron un impacto en la salud".