Todo parece tranquilo esa mañana en el Avenue 5: el capitán muestra a un par de pasajeros la sala de control, el desayuno está servido y una multitud intenta vencer el récord de asistentes a una clase de yoga espacial. Pero un desperfecto técnico cambiará el curso de los acontecimientos. En más de un sentido.

Un crucero interestelar que parte en recorrido de ocho semanas alrededor de Saturno es el escenario elegido por el escocés Armando Iannucci, creador de la multipremiada serie Veep, para su nueva comedia: Avenue 5 ya está en la pantalla de HBO. Con esta apuesta ambiciosa, construye situaciones que deambulan entre la sátira del manejo de crisis en las corporaciones y las extravagancias del spa galáctico para adentrarse en las densidades del humor negro.

Los pasajeros en la clase de yoga

Aunque el entorno de ciencia ficción sea muy diferente de los salones de la Casa Blanca que se veían en Veep (serie que ponía el foco en una vicepresidenta interpretada por Julia Louis-Dreyfus), las similitudes con la anterior propuesta no tardan en aparecer. La torpeza y las mentiras de quienes están en el poder, el juego de apariencias y unas cuantas metidas de pata que dejan a todos desconcertados son centrales también en esta historia. Desde lo formal, hay rasgos identificables para quienes vieron Veep: la cámara en mano, las caminatas por los pasillos y el séquito de asesores y asistentes que tratan de resolver los problemas que se presentan en este viaje, que no son pocos.

Nadie mejor que Hugh Laurie para llevar con sarcasmo el rol de conductor de esta nave con comodidades de lujo que pronto perderá el rumbo. Interpreta al hiperconfiado Capitán Ryan Clark. El actor británico, conocido en todo el mundo por haber sido durante muchos años Dr. House, es uno de los atractivos de la serie, que no pierde la oportunidad de bromear con su acento. En el elenco se destaca también en protagonismo Josh Gad como el multimillonario Herman Judd, el dueño de la empresa de cruceros a las estrellas , que es excéntrico, no aparenta tener demasiadas luces, parece en su propio viaje lisérgico la mayor parte del tiempo pero está convencido de su genialidad, una mezcla de ingredientes inspirada seguramente en algunos de los magnates que ya están planeando el turismo espacial para un futuro no muy distante como Elon Musk. Junto a ellos están además Suzy Nakamura, como la asistente de Judd; Lenora Crichlow, que es Billie, la segunda ingeniera a bordo; y Zach Woods, que interpreta a Matt, el responsable de atención al cliente. Todos hacen gala de su incompetencia. Además de la tripulación, en los primeros capítulos empiezan a ganar presencia algunos de los pasajeros, pero aún es demasiado pronto para conocer del todo a esos personajes.

Las aventuras espaciales parecen estar entusiasmando a los directores: están cada vez más presentes en la pantalla. Pero Iannucci sigue su propia huella. Esta comedia de ciencia ficción no deja de tener el mismo sabor a sátira social y política que había sido su marca personal. Sólo que ahora decidió ir un poco más lejos, al espacio exterior.

Más notas de

Paula Boente

Carnavales 2020: las penas se van bailando

Carnavales 2020: las penas se van bailando

Homeland cierra el círculo en su última temporada

Homeland cierra el círculo en su última temporada

La guerra fría: cómo acordar la temperatura del aire

La guerra fría: cómo acordar la temperatura del aire

Recuerdos de viajes

Recuerdos de viajes

Castle Rock: vuelve la serie inspirada en el universo de Stephen King

Robbins ya interpretó otro personaje de King en Sueños de libertad

Mcmillions: la historia del fraude a un concurso de la cadena de hamburguesas

Mcmillions: la historia del fraude a un concurso de la cadena de hamburguesas

Piscinas porteñas: chapuzón de verano

Cómo pasar el verano en busca de un chapuzón

Avenue 5: odisea alocada de turismo espacial

Hugh Laurie, de Dr. House a capitán de un crucero espacial de lujo en Avenue 5.

Piedra libre: rincones de Argentina para descubrir

Cono de Arita, en la provincia de Salta

Más cerca del cielo: bares de altura

Más cerca del cielo: bares de altura