Hay algo que no debe de hacerse nunca, en el arte, con la locura: romantizarla. Tampoco temerle. Ambas cosas llevan indefectiblemente a quitarle su carácter humano (de hecho, demasiado humano). Los fuegos internos es un documental y narra la relación entre tres internos en un manicomio. En ningún momento deja de tomar el toro por las astas, deja de ver qué tiene de terrible la creación caótica de la mente. Pero también logra establecer el puente entre la patología y lo que, con un poco de incertidumbre, llamamos "normalidad". Se basa, aunque no lo exprese de manera directa, en una premisa: las personas son personas. No, no es perogrullada: ser personas es tener que hacer cosas todos los días que nos permiten seguir viviendo. Y antes que enfermos mentales, antes que "locos", estas son personas. Al mostrar la relación entre los tres, al mostrarlos al mismo tiempo como individuos y partes de un todo, la película se vuelve espejo. Ese espejo es lo que vale.

Título original: Ídem, Argentina, 2019
Duración: 75’
Dirección: Ana Santilli Lago, Ayelén Martínez, Laura Lugano y Malena Battista
Calificación: Apta para mayores de 13 años