La épica y la picaresca de la mano de Leonardo Favio

Gatica, el mono es una de las grandes películas hechas en la Argentina. Es decir, es una gran película (para la historia del cine) y se hizo en la Argentina. Además, la filmó uno de los pocos grandes autores contemporáneos que supimos tener, Leonardo Favio. El filme, con aires épicos notables y un uso de la cámara a veces de vanguardia -nadie hizo nunca, ni aquí ni afuera, esos travellings laterales y operísticos que inventó Favio-, no solo es un retrato de aquel boxedor excepcional -en lo bueno y en lo malo-, sino una de las grandes obras de la picaresca y metáfora completa de un país. Sigue teniendo la fuerza de cuando su estreno. Sábado, 22, Cine.Ar.

Drunken Master

Aunque ya venía trabajando, este clásico del cine de artes marciales es la partida de nacimiento del personaje de Jackie Chan. Aquí es un joven indolente que no practica como es debido su kung fu, hasta que el destino lo obliga a hacerlo y logra dominar el estilo del “maestro borracho”. Aquí empieza la mezcla de acrobacias y humor físico que hizo del actor un genio absoluto, comparable -bueno, lo considera su modelo- con el mejor Buster Keaton. Aquí Jackie dejó de ser “el heredero de Bruce Lee” para ser él mismo. Un clásico de la comedia de acción que inició una revolución. Va el viernes a las 22 por FoxClassics (en gran copia).

Batman vuelve

Lo volvemos a repetir: probablemente esta sea la gran obra maestra de Tim Burton. Con las herramientas de la historieta popular, la caricatura y el cuento de hadas, Burton cuenta cómo un murciélago, una gata y un pingüino enfrentan sus propias obsesiones y a un auténtico vampiro. Lo que hacen todos los actores es milagroso, especialmente lo de Michelle Pfeiffer en el mejor trabajo de su vida como esa Gatúbela en plena cruzada moral contra toda discriminación, todo menosprecio, todo maltrato. El prólogo y el final son auténticamente conmovedores. Jueves a las 22 por HBO Family.

John Wick

Keanu está enamorado, pero su mujer fallece de cáncer. Pero fue previsora: le dejó un cachorrito. El problema es que la mafia rusa le asesina al cachorrito. Y que Keanu ha sido el más peligroso, mejor entrenado y soberanamente poderoso asesino a sueldo de todos los tiempos. A partir de este lugar disparatado, David Leitch crea una serie de coreografías de acción únicas en el cine contemporáneo, un relato lleno de humor y tensión y, además, todo un universo, casi una mitología. John Wick es una de esas películas que uno no espera y se transforman rápidamente en clásicos. Mañana a las 22 por Space