Bastardos sin gloria

Tarantino puede decir lo que quiera, pero después de Había una vez... y Pulp Fiction, esta es su mejor película. Con mucha influencia del cuento de hadas (hay un homenaje a La Cenicienta bastante cruel), mucho de juego con las referencias literarias (el brillante villano Hans Landa es una sátira de Sherlock Holmes), un uso impecable de la música (¡David Bowie!), su heroína dispuesta a todo (marca de fábrica de quien creó Kill Bill) y la idea de que todo es posible en el cine -incluso corregir la realidad- devoran todo. De paso: la película que nos regaló a Christoph Waltz, no es poco. En Netlix y Amazon Prime Video.

Los 8 más odiados

Esta es quizás la película más rara del director. Por un lado, es la remake de El enigma de otro mundo, la versión del clásico que hizo John Carpenter en 1982. Incluso tiene a Kurt Russell entre los protagonistas. Pero transcurre en un puesto fronterizo camino al Oeste, y tiene un grado de incorrección política que solo puede ser una burla a esa clase de discursos. Y es casi una obra teatral, con un uso de lo claustrofóbico notable. Por lo demás, bien mirada, es una joya de auténtico humor negro, negrísimo. Probablemente sea la película más original del realizador. En Amazon Prime Video.

Django sin cadenas

El segundo ejercicio en "reescribir la historia" de Tarantino después de Bastardos sin gloria fue este cuento sobre un esclavo negro liberado que se transforma en algo así como un superhéroe vengador. Tiene -si se sabe mirar- mucho de El Conde de Montecristo, y es una manera de hacer un alegato antirracista sin caer en lo didáctico ni señalar con el dedo. Hay muchas "escenas Tarantino" (donde el diálogo filoso se combina con estallidos de acción precisa), y el villano de Leonardo DiCaprio es brillante. En Netflix.

Había una vez en Hollywood

Dice Tarantino que Había una vez en Hollywood es su mejor película. Narra la vida de una estrella de TV caída en desgracia que busca un lugar en el cine más la de su mejor amigo y doble de riesgo. Más la de Sharon Tate, la asesinada esposa de Roman Polanski. Pero todo esto es comedia, nostalgia y el uso del cine para hacer justicia. Con un gran Di Caprio y un extraordinario Brad Pitt. Y una hermosa Margot Robbie. De lo mejor del cine de los últimos años. En HBO Max, para arrancar con la plataforma de la mejor manera.