Este año marcó el 30º aniversario de la incorporación de China a APEC. En la 28ª Reunión Informal de Líderes de APEC, el presidente Xi Jinping propuso fomentar la respuesta conjunta ante la pandemia y la recuperación económica, construir una economía de Asia-Pacífico que sea abierta, promover el crecimiento impulsado por la innovación y la economía digital y materializar el desarrollo inclusivo y sostenible. Estas iniciativas chinas darán renovados impulsos a la comunidad de futuro compartido y a la expansión económica global.

La región Asia-Pacífico constituye un polo de crecimiento central en la economía mundial. En los últimos años, esta región ha venido superando una sucesión de desafíos en cascada. Mientras tanto, ha mantenido un ascenso económico sostenido, su PBI supone más del 60% del mundial total y sus transacciones ocupan más de la mitad del comercio global. Ahora, frente a una nueva encrucijada, esta región tiene como desafío la recuperación y la revitalización económica. No obstante, tiene por delante muchas dificultades por solucionar a través del diálogo y de los aportes constructivos. Las iniciativas de China han esbozado la hoja de ruta e inyectado una sólida convicción y fuerza motriz a la economía regional en medio de la pandemia, lo cual ha puesto de manifiesto la visión y la responsabilidad de un gran país.

La apertura y el desarrollo chinos están estrechamente relacionados con Asia-Pacífico; por eso, una China que se encamina hacia la modernización integral conllevará mayores oportunidades para esta región. A tal efecto, China tiene el firme compromiso de construir un sistema de mercado de altos estándares y de avanzar en las reformas necesarias para forjar una apertura sistemática de nivel elevado, un entorno comercial óptimo y una competencia ordenada, así como también de afianzar constantemente la base del desarrollo a largo plazo de la economía y de garantizar las inversiones de Asia-Pacífico y de otras regiones del mundo en China.

Transición ecológica

China impulsa una completa transición para contribuir a la civilización ecológica tanto a nivel regional como internacional. Esta transición es una obra sistemática, para la cual son indispensables la concertación y la promoción integral. Para que la ecología sea el telón de fondo de la recuperación postpandemia de Asia-Pacífico, China coordinará la economía, el bienestar, el ahorro de energía y la reducción de emisiones, con miras a cumplir su meta de alcanzar su meta de emisión de carbono antes del 2030, a través de la puesta en marcha de la estrategia nacional contra el cambio climático.

China también construirá con celeridad el sistema de políticas 1+N para promover en paralelo la transición hacia el bajo carbono y el bienestar.

China se dedica a empujar la cooperación mutuamente beneficiosa en favor de una economía mundial abierta. Excepto de los Estados miembros de ASEAN, China es uno de los primeros en ratificar la Asociación Económica Integral Regional, (RCEP). Esta acción revela la determinación de China de salvaguardar el sistema comercial multilateral y de sumarse a la integración económica regional. Siendo la mayor zona de libre comercio del planeta, RCEP representa el 30% de la población, el volumen económico y comercial mundial. La gran mayoría de los miembros del RCEP también forman parte de APEC. Con la entrada en vigor de este acuerdo para el 1° de enero de 2022, RCEP traerá inmensos beneficios a los pueblos de la región Asia- Pacífico.

Además, China también solicita sumarse al Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico y al Acuerdo de Asociación de Economía Digital. De esta manera, China, partidaria del verdadero multilateralismo, participará activamente en la gobernanza global económica, con el propósito de construir una economía mundial abierta.

Recientemente formé parte del Encuentro Anual de Negocios Argentina-Asia, que convocó la Cámara Argentina de Comercio y Servicios, en el cual compartí mis puntos de vista con otros participantes para aumentar los conocimientos mutuos entre China y Argentina y entre Asia-Pacífico y América del Sur, construir consensos entre los numerosos países en desarrollo y propiciar la cooperación sur-sur.

Todos convenimos en que, a pesar de la gran distancia geográfica que separa ambos países, China y Argentina contemplan una vehemente voluntad de intensificar la colaboración en función de los amplios intereses comunes. Ambas partes están en plenas condiciones de servir como puente entre Asia-Pacífico y América del Sur para estrechar los lazos y complementar sendas ventajas en busca del desarrollo conjunto.

China se halla en la mejor disposición de aunar los esfuerzos con Argentina para aprovechar el 50º aniversario de las relaciones binacionales, con miras a planear nuestra colaboración con una visión más amplia y a promover el progreso mutuo, contribuyendo de esta forma a la comunidad de futuro compartido y al desarrollo global.

* Embajador de la República Popular China en Argentina

Más notas de

Zou Xiaoli

China y la nueva integración

China y la nueva integración

Hacia una mayor cooperación China-América Latina y el Caribe

En medio de la pandemia, Argentina inauguró el vuelo de cargas directo a China y se incorporó al Banco Asiático de Inversión en Infraestructura.

El sentido de responsabilidad de China en el actual escenario mundial

El sentido de responsabilidad de China en el actual escenario mundial