La incertidumbre sobre las medidas económicas que tomará el gobierno de Alberto Fernández había ganado terreno en medio de una crisis económica que se mantuvo constante a pesar del cambio de expectativas en los negocios para el mediano y largo plazo, luego de las elecciones de octubre. Los empresarios saben que se enfrentan a un escenario de fuerte tensión y prefieren evitar contrapuntos de concepción política-ideológica: "no es momento de sacar los pies del plato", resume una de las puntas de lanza de la UIA.

Dueños de empresas de distintos rubros consultados por BAE Negocios dejaron claro que los tiempos que vienen tendrán al diálogo como eje fundamental de la supervivencia de los comercios y las fábricas, pero entienden que deberán poner en marcha un esquema de tolerancia nunca pensado en otros momentos. Como una escena en blanco y negro, recuerdan un diálogo luego de las elecciones del 2015: "Vamos a hablar con todos menos con los piqueteros". Ya es historia porque en la mesa están las organizaciones sociales.

Sin embargo, los acuerdos no van a contener a "todos". Existe un cambio de mando en distintas gremiales-empresarias, en donde se buscarán aires nuevos para adaptarse al poder peronista, pero también para enterrar a dirigentes que convivieron con mucha comodidad con el gobierno cambiemita, mientras las empresas se hundían.

Los temores de una oleada de "venganza" política de parte de integrantes del Frente de Todos parece perder fuerza. Mucho más si se compara con la sed de "revancha" que los empresarios más encumbrados mostraron en los últimos días. "Algunos nos quisieron ver en la cárcel y otros fueron cómplices o nada hicieron para mostrar que no éramos responsables de los actos de corrupción de los que nos acusaban", resumió un constructor que espera "justicia".

En marzo hay un cambio obligado de autoridades en la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC) ya que está vetado por estatuto un tercer mandato consecutivo, en este caso para Jorge Luis Di Fiori. De todos modos, los mandamás de la casa mercantil saben que "el perfil del nuevo presidente tiene que ser totalmente opuesto a la mirada neoliberal de Di Fiori". El mismo confesor, admitió que "de todos modos, el control sigue siendo de los verdaderos dueños de la cámara", en referencia a los empresarios fuertes, como Eduardo Eurnekián.

Un cambio "necesario" será en la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco), en donde hubo amenaza de renuncias y portazos. Allí se prepara una lista para competir en las elecciones de marzo aunque las gestiones son para que se logre la unidad. Por eso se pasaron de fecha ya que deberían haber sido el mes pasado. Si hay elecciones, la competencia podría dejar mucha letra para distintas secciones de diario.

Aún no está el nombre con más posibilidades de quedarse con el mando. Lejos de tiempos de Cambiemos, no es condición sine qua non que no haya pasado por la cárcel de la mano del juez Claudio Bonadío en la causa de los cuadernos. Si llega ese reemplazo, por el abogado Julio Crivelli, sería un verdadero cambio de época.

El mensaje que llega desde el Frente de Todos es de renovación, incluso para la Bolsa de Comercio en donde Adelmo Gabbi fue la cara visible de la última tribuna macrista antes del golpe electoral de las PASO, cuando el presidente saliente soñaba con la reelección.

Muy distinta es la situación de la UIA, en donde Miguel Acevedo es el dirigente empresario más reconocido por el gobierno entrante, por sus compañeros en la entidad fabril, por sindicatos e incluso por organizaciones sociales. Fue la carta que puso ayer sobre la mesa la Iglesia cuando reunió a las distintas partes del sector privado para hablar de diálogo y trabajo, a donde asistieron Miguel Rodríguez (vicepresidente Pymi y dueño de Sinteplast) y José Urtubey (vocal y de Celulosa Argentina). Una semana antes, el presidente de la Pastoral Social de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), Jorge Lugones, había ido a la Conferencia Industrial. Esa fue la segunda visita al cónclave de la UIA en sus más de 100 años de historia. La anterior había sido en plena crisis del 2001.

Más notas de

Ariel Maciel

La UIA asume las expectativas aún cuando pronostica una crisis extendida

La UIA asume las expectativas aún cuando pronostica una crisis extendida

Industriales piden al Gobierno detener el golpe importador

Anteojos sin control

Luego del piso de la crisis, la industria se estabiliza

Las electrointensivas esperan utilizar capacidad instalada

Por la primarización, el superávit comercial fue de US$2.445 millones

Superávit comercial por US$2.445 millones

Extenderán el bono fiscal para metalúrgicos

Extenderán el bono fiscal para metalúrgicos

El Gobierno le prometió a la UIA reactivar el crédito apenas renegocie la deuda

Titulares de la UIA llegando al encuentro

El Gobierno apuesta a la recuperación de las pymes, que ahora esperan por créditos

En la UIA esperan créditos

Las fábricas le encontraron piso a la crisis del empleo

Preocupa la inactividad fabril

Kulfas prometió medidas para recuperar a la industria y Rocca habló de confianza

El ministro y el empresario cerraron el 18° Seminario ProPymes

El círculo rojo pasó de la desconfianza a la necesidad de la participación de Cristina Kirchner

El círculo rojo pasó de la desconfianza a la necesidad de la participación de Cristina Kirchner