Sin sorpresas, el Gobierno sigue mostrando buenos resultados en la renovación de vencimientos de deuda en moneda local. El financiamiento neto se mantiene positivo y el Tesoro sigue devolviendo Adelantos Transitorios al BCRA, reduciendo así la emisión monetaria.

El porcentaje de roll over se movió del 127% en el tercer trimestre del año, al 247% en octubre y 105% en noviembre. No obstante, esta caída en el último mes fue producto principalmente de las operaciones que se concentraron en estirar los vencimientos de muy corto plazo (en especial, en diciembre que era un mes complicado).

De hecho, en el canje del 9/11 se lograron renovar $29.000 millones de letras de corto plazo por bonos en dólares ley Argentina, mientras que en el del 26/11 se rolearon $156.000 millones de letras de diciembre y casi $38.000 millones del Bonar 2020 (AD20), por una canasta compuesta un 70% por el bono CER T2X2 (vence septiembre 2022) y 30% por una Lepase (vence mayo 2021).

De esta forma, el último mes del año que lucía muy pesado antes de los canjes con obligaciones de $463.000 millones, luego de los mismos permitió reducir los compromisos a niveles de $255.000 millones (en un 45%). Estos compuestos básicamente por un LECER por un monto cercano a los $ 86.000 millones de este 4/12 (34% del total), y una LEDE por $134.000 millones el 30/12 (52% del total).

Mientras tanto, el Tesoro ya difundió su cronograma en donde se apunta nuevamente a cuatro licitaciones con la primera el miércoles de esta semana con un resultado que podemos calificar como exitoso, y después el 15, 18 y 28 del mes. Puntualmente, la del 15/12 será una subasta un canje para la conversión de títulos elegibles, predeterminados.

Pero vayamos un poco más allá, y veamos que ofrecen hoy las curvas de bonos en pesos. Por un lado, vemos opciones a tasa Badlar y fija que resultan afectados por una inflación en ascenso.

Diferente, en consecuencia y en base al escenario proyectado, es el interés que entendemos deberían recibir los bonos ajustados por CER.

Esta curva CER mantiene su pendiente normalizada (bastante inclinada) con tasas reales positivas que promedian el 5%. Hoy, hasta durations de dos años, estos bonos promedian tasas del 0.5% + CER, en tanto la parte media y larga pasaron a rendir entre 5% y 9% más inflación.

Por último, respecto a los Dólar Linked, en las emisiones de los últimos meses observamos que fue oportuno operarlas en el mercado primario con tasas de corte del 0.10%, ya que rápidamente pasaron a operar sobre la par con Tires negativas en el secundario. Actualmente, el T2V1 alcanza un rendimiento negativo del -5%, mientras que el TV22 se posiciona en torno al -3% si lo que miramos son los dos puntos de la curva soberana.

*Analista de Portfolio Personal Inversiones