El gabinete económico prepara una reunión con empresarios la semana próxima con el objetivo de afinar medidas concretas post pandemia. El sector privado le viene reclamando al Gobierno señales concretas, es decir cuál es el plan económico, más allá de la negociación de la deuda.Se analiza por estas horas cuán amplia sería esa convocatoria pero queda claro  que habrá sillas para la cúpula de la Unión Industrial. "Volveremos a discutir salarios, crecimiento y precios como cuando éramos felices y no lo sabíamos", bromeó uno de los funcionarios más cercanos al presidente, Alberto Fernández, cuando se comunicó la decisión. Fue una referencia a los encuentros entre funcionarios y sector privado que a principios de este año llegaron a realizarse para debatir un cronograma de descenso inflacionario. Fue antes de la pandemia que aterrizó en el país en marzo y en aquellas mesas también participó la CGT.

La próxima convocatoria fue ratificada en la reunión del ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, el martes con la UIA. Allí los industriales insistieron en la necesidad de no volver a fase 1 en AMBA; una posibilidad que analiza el Gobierno Nacional." La empresa no es el foco de contagio; las industrias que abrieron sus actividades que están invirtiendo en los protocolos necesarios", remarcó el timonel de la entidad, Miguel Acevedo. Los industriales, tal como reflejó BAE  Negocios remarcaron que una marcha atrás en la flexibilización de actividades sería letal para las pymes que comenzaron a ver en mayo una leve mejora en su cadena de pagos. En ese encuentro también se acordó continuar con el Programa de Asistencia a la Producción y el Trabajo  ( ATP), a pesar de que uno de los socios que pisan fuerte en la entidad, el grupo Techint, decidió devolverlos por los cambios en la política cambiaria.

El encuentro de la semana próxima se enmarca en el pedido del Presidente a su gabinete de avanzar en políticas concretas post pandemia y que tuvo su bautismo en el encuentro organizado por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, en el CCK. Ante el inminente avance de los contagios en el AMBA y de los próximos anuncios gubernamentales en torno a una nueva extensión de la cuarentena y más estricta; el Gobierno también busca dar señales de distensión. 

Hay otros encuentros en gestación: por ejemplo uno de género que coordinaría la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra, con líderes empresarias pensando en las políticas públicas que podrían instrumentarse cuando termine la cuarentena justamente para consolidar la igualdad de salario, de oportunidades y de acceso a puestos de liderazgo entre mujeres y varones. En ese sentido, un reciente informe del CIPPEC reveló que no sólo las familias monoparentales representan el 13% del total de las familias  y que los hogares donde sólo el varón es el sostén económico familiar son hoy sólo el 22% del total cuando hace 20 años atrás equivalían al 52%. Actualmente, el 40% de los hogares está sostenido por ambos cónyuges.

Todos estos datos requieren nuevas leyes y la post pandemia sería una oportunidad para instrumentarlas. En esta misma dirección irían normativas como la que se discute sobre teletrabajo, que permitiría más complementación entre la vida profesional y la familiar; aunque en el sector privado dejó un sabor amargo la última reunión virtual con diputados y senadores que pretenden acelerar esta sanción. "La  ley es positiva y conveniente a todos los sectores siempre que fomente el teletrabajo en lugar de incluir nuevas reglamentaciones innecesarias en una práctica que, de hecho, ya tiene más de 20 años en el país", remarcó ante la consulta de BAE Negocios Luis Galeazzi CEO de Argencon, la entidad que agrupa a las prestadoras de servicios basados en el conocimiento, relacionadas con los mercados externos. En las compañías cuestionan que algunos proyectos busquen crear un registro nacional de teletrabajo o que se establezcan capacitaciones en conjunto con los gremios y  el Ministerio de Trabajo.

 

Tensiones internas para todos los gustos 

Por otro carril transitan las gestiones para limar asperezas con los empresarios tras el caso Vicentin y los banderazos de la semana pasada. En el mismo carril van las gestiones gubernamentales pero también las de la oposición y en ningún caso esas gestiones están exentas de cortocircuitos internos tanto dentro del oficialismo en sí como del PRO en sí. Del mismo modo en que hubo unanimidad en todos los sectores privados para rechazar la expropiación de la cerealera, también hubo una unanimidad en torno a la politización de esta cuestión, más allá de que no haya habido banderas partidarias en las manifestaciones. Las grandes compañías descuentan que serán menos cuando pase la pandemia y que tendrán mucho esfuerzo para sostener la economía y el empleo por eso reclaman el menor ruido político posible.

Esta semana el INDEC difundió la radiografía con la que la economías entró a la cuarentena: en el primer triesmter de este año el PBI cayó 5,4% y el desempleo subió a 10,4%. De hecho el Fondo Monetario acaba de corregir hacia la baja el derrumbe económico que prevé este año para el país; lo ubica cerca del 10% (9,9% exactamente). 

En el llano está el día al día y un dato que preocupa: muchos municipios tuvieron una caída del 50% en su recaudación y empezaron tuvieron que echar mano a nuevos recursos tributarios para compensar la baja y, a la vez los estímulos fiscales que necesitan para sostener las pymes de sus territorios. Las organizaciones sociales aprietan en el territorio a propios y ajenos pidiendo más ollas populares aunque la asistencia en comedores funciona coordiadamente bien entre Nación y Buenos Aires. No en vano Hilda Chiche Duhalde, visitó al intendente de Lanús, Néstor Grindetti (Cambiemos). También son señales de futuro armado político para el PJ, sin dudas. En ese distrito se acaba de subir la alícuota de seguridad e higiene de uno por ciento a 1,3% para bancos y supermercados hasta diciembre para sostener por ejemplo la eximición del pago de ABL a 10.000 pymes en crisis. 

Más notas de

Alejandra Gallo

Reactivar, exportar y pagar la deuda ante un escenario de la peor caída desde 1890

El presidente Alberto Fernández y el canciller Felipe Solá en la Cumbre de Jefes de Estado del Mercosur y Estados Asociados

La producción no se despereza y la demanda está por el subsuelo

La producción no se despereza y la demanda está por el subsuelo

Señales post pandemia en medio de una inevitable extensión de la cuarentena

Señales post pandemia en medio de una inevitable extensión de la cuarentena

Grieta entre las cámaras empresarias, que anticipan la post pandemia

Grieta entre las cámaras empresarias, que anticipan la post pandemia

Vicentin ¿una nueva 125?

Vicentin ¿una nueva 125?

El “nuevo cepo cambiario” unió a la industria y el campo

El “nuevo cepo cambiario” unió a la industria y el campo

Es la pandemia, estúpido

Es la pandemia, estúpido

Recalculando: coronavirus, deuda y presiones cruzadas entre empresas y Gobierno

Recalculando: coronavirus, deuda y presiones cruzadas entre empresas y Gobierno

La apertura de actividades teje un nuevo mapa productivo

La apertura de actividades teje un nuevo mapa productivo

La gente está "picante" y los números, también

La gente está "picante" y los números, también