"Somos un gobierno de científicos, no de CEOS", sostuvo un Alberto Fernández obsesionado por marcar diferencias con la gestión macrista. A nivel discursivo se definió también a si mismo. Los mensajes institucionales, al menos por ahora, parecen preparados para la academia. El tono del mensaje presidencial no desentonó frente a la Asamblea Legislativa, pero tuvo el mismo calor de un discurso en el Aula Magna de la Facultad de Derecho. No entusiasma, ni siquiera pretende hacerlo.

No dejó temas por tratar. Hasta anunció la puesta en marcha del Consejo Económico y Social, pese a que su candidato para presidirlo (Roberto Lavagna) desestimó días atrás la conveniencia de impulsarlo ante la intransigencia de gremios y empresarios a ceder en sus posturas.

Toda la gestión parece supeditada a la eficacia del operativo para renegociar la deuda externa. Cualquier anuncio parece poco mientras el país pretende vislumbrar, en términos alejados de la academia, si se llegó al fondo del pozo o todavía queda más por descender. Mientras tanto, propios y extraños, miran al Presidente con distancia.

Más notas de

Gabriel Buttazzoni

Espantando fantasmas Alberto abrió la etapa política de la pandemia

Espantando fantasmas Alberto abrió la etapa política de la pandemia

Proponen subsidiar el uso de la bicicleta para ir a trabajar

Proponen subsidiar el uso de la bicicleta para ir a trabajar

La claudicación del Estado

La claudicación del Estado

Alberto combina el teorema lírico de Gorosito con la premisa terrenal de Mostaza

Alberto combina el teorema lírico de Gorosito con la premisa terrenal de Mostaza

El transporte público es el principal obstáculo para ablandar la cuarentena en el AMBA

El sistema urbano de trenes cuenta con 64 formaciones en total

Fernández apela a la responsabilidad para no dictar el estado de sitio

"El contagio va a ocurrir, pero si nos quedamos en casa va a ser más lento"

La guerra

Como en la guerra de Malvinas, la tragedia volverá a pasar sin permiso con el coronavirus

Un discurso científico

Un discurso con tono académico

Casi sin darnos cuenta

Casi sin darnos cuenta

Oficialismo y oposición arrancaron la nueva etapa con pasos en falso

Oficialismo y oposición arrancaron la nueva etapa con pasos en falso