Sorpresa: Sonic volvió a ganar el fin de semana con más de 100.000 espectadores. Es cierto que no había ningún tanque a la vista que pudiera hacerle demasiada sombra, pero si tenemos en cuenta que no está basada en algo tan inmensamente popular como los superhéroes, sigue siendo sorpresivo. Esto implica que la película del erizo azul, más allá de que sí, es simpática, satisface una necesidad: la de ir con los chicos al cine. No hay demasiadas alternativas -Frozen II sigue sumando, pero ya pasó por su cenit; Espías a escondidas no tenía ningún "elemento conocido" previo que pudiese enganchar desde la marca- y, cuando se van terminando las vacaciones de verano, parece ser la salida obligada. Seguramente sume mucho más en el feriado de Carnaval.

Queda en segundo lugar -y sigue sumando bien- El robo del siglo, que seguramente pase la barrera de los dos millones de entradas vendidas, algo que no logró ninguna película argentina el año pasado. Es alentador para lo que viene, aunque la conjunción lograda por el filme de Winograd (caso real, tono de comedia, estrellas, película criminal, espectáculo familiar) es difícil de lograr más de una vez. De todos modos, será la segunda película en 2019, y solo van dos meses, en pasar esa barrera. Será consignado cuando suceda.

La película más "grandota" del jueves, Bad Boys Para Siempre, tuvo un debut flojo: tercer lugar. De hecho, si se sacan las cuentas como corresponde, funcionó mucho mejor Parasite, el filme coreano que sorprendió en los Oscar, dado que tuvo muchas menos pantallas y la diferencia fue menor a la proporcional en ese caso. Parasite sigue funcionando muy bien y es una suerte: como ya dijimos, esperemos que sirva para abrir la ventana al cine de Corea del Sur, con enorme potencial comercial y de una calidad que muchas veces no logra ni siquiera lo más granado de Hollywood.

Aves de presa, que fue una de las películas más promocionadas en lo que va del año -y que, digamos la verdad, tiene más de un elemento para llamar la atención- es una decepción. A tres semanas de su estreno, es difícil que logre llegar a los 300.000 espectadores. Los superhéroes o su universo no son imbatibles en modo alguno y esta es una prueba cabal de que no existe una apuesta segura en el terreno del gran espectáculo.

Solo uno más de los estrenos del pasado jueves logró colarse entre lo más visto. Se trata del drama El escándalo, basado en una historia de la vida real y con tema contemporáneo y relevante (se trata de los abusos sexuales de un magnate televisivo a sus estrellas) y tiene un reparto con nombres fuertes (Charlize Theron, Nicole Kidman y Margot Robbie). Aquí es claro que el problema con estas películas no es ni reparto ni tema, sino que, al carecer de "espectacularidad" o fantasía, mucha gente espera para verla en su casa. Este es un dato no menor para ver cómo funciona el negocio cinematográfico en estos días. La cantidad total de espectadores estuvo por debajo del medio millón en el fin de semana; no demasiado mal si se tiene en cuenta el éxodo hacia playas y balnearios por el feriado de Carnaval.

Más notas de

Leonardo Desposito

Un viaje virtual y artístico para recorrer la Ciudad Luz

La Torre Eiffel, el símbolo más reconocido de París

El humor negro y la amabilidad de Alexander Mackendrick

El humor negro y la amabilidad de Alexander Mackendrick

HBO retrasa estrenos de sus productos más fuertes debido a la pandemia del coronavirus

Mark Ruffallo (y Mark Ruffallo) en una escena de la postergada I Know This Much Is True

Descubriendo al Ed Wood del cine pornográfico

Descubriendo al Ed Wood del cine pornográfico

Los festivales de San Sebastián y de Zurich crean mercado de filmes "huérfanos" por la pandemia

El tradicional festival vasco apostará a incrementar su mercado

Cómo crece la actividad on demand durante la cuarentena

Netflix crece menos que los servicios con publicidad

El streaming crece en visionado pero no en suscriptores

HBO Now: mucho visionado, los mismos suscriptores

Disney rebaja todos los salarios de sus ejecutivos para hacer frente a la crisis por el coronavirus

Bob Iger renuncia a su salario de u$ 2,5 millones

Las ventajas de que el porno sobreviva

Las ventajas de que el porno sobreviva

Qué se puede hacer salvo quedarse frente a la pantalla

Un clásico del romance, directo a nuestra casa mediante YouTube