Después de ganar la Copa Intertoto, "la copa más prescindible de la historia", en 2004, los hinchas del Newcastle FC inglés debieron conformarse con un equipo que peleaba por no descender cada año, y que hasta fracasó en dos oportunidades. Para peor, debieron ver como su club era vendido a Mike Ahsley, un empresario que en poco tiempo intentó poner los colores de su empresa en la camiseta y prometió inversiones que jamás llegaron. Ahora, 17 años después de su última gran alegría, los fanáticos de "las urracas" se reunieron en los alrededores del estadio St. James Park para festejar. Y no es para menos: el Newcastle se acaba de convertir en el club de fútbol más rico del mundo.

El anuncio se hizo esperar, ya que el acuerdo se había cerrado en enero, pero las demoras legales hicieron que recién se pudiera concretar oficialmente a tres meses de cerrar el año y con el equipo en la antepenúltima posición de la tabla. El comprador es un grupo de inversión liderado por el Fondo de Inversión Pública, que también incluye a PCP Capital Partners y RB Sports & Media (el "Grupo de Inversión"). Y como el París Sanit Germain, hasta ayer el club más rico, detrás de esos nombres está una figura muy poderosa con vínculos a un país petrolero. 

El nuevo dueño no oficial del Newcastle será el príncipe heredero de Arabia Saudita Mohammed bin Salman, que dirige el Fondo de Inversión Pública y desembolsó 300 millones de euros para quedarse con "las urracas". Las dudas de la Premier League y los reguladores pasaban por la figura de bin Salman, ya que temían que el club pertenezca a un país. Sin embargo, el fondo garantizó que es una entidad separada del gobierno saudí, por lo que la administración árabe no tendrá incidencia en la institución. 

La operación había sido frenada en seco por la Premier League en abril de 2020, debido la piratería que sufría en Arabia Saudita el teleoperador beIN Sports, en posesión de los derechos televisivos en el país. Esto había derivado en un juicio que estaba estancado, pero que se resolvió en los últimos dos días. 

"Las disputas legales se referían a qué entidades poseerían y / o tendrían la capacidad de controlar el club después de la adquisición. Todas las partes acordaron que el acuerdo es necesario para poner fin a la larga incertidumbre de los fanáticos sobre la propiedad del club. La Premier League ahora ha recibido legalmente garantías vinculantes de que el Reino de Arabia Saudita no controlará el Newcastle United Football Club. Todas las partes están complacidas de haber concluido este proceso que da certeza y claridad al Newcastle United Football Club y sus fanáticos", informó el club en un comunicado.

El Fondo de Inversión Pública de Arabia Saudita poseerá el 80% de las acciones del club, a la vez que los hermanos Reuben y la financiera Amanda Staveley se quedarán con el 20% restante dividido en partes iguales (10% para cada uno).

Federico Fernández, el único argentino en el próximo gigante del fútbol

El Newcastle cuenta con el defensor central argentino mundialista desde 2018, pero nada garantiza que siga siendo parte del club en un futuro cercano. Es que el proyecto deportivo planea una inversión gigante en jugadores de calibre mundial, a tal punto que se nombró a Phillipe Coutinho o Keylor Navas como los posibles líderes del equipo que se viene.

En lo que va del año, el Newcastle todavía no ganó ni un solo partido en la Premier League y está antepultimo, por lo que podría descender si no logra levantar cabeza. Esa, sin embargo, parecería una tarea fácil para un club que contará con dinero casi ilimitado en el próximo período de transferencias de enero, que a partir de la adquisición promete ser muy movido. 

Federico Fernández es el único argentino que juega en el Newcastle

En adelante, quedarán incógnitas y debates sobre el Newcastle, como a incertidumbre sobre si podrá realmente jugar bien al fútbol con un proyecto deportivo acorde y a largo plazo, en vez de comprar por comprar y tener estrellas ilimitadas sin una sincronía de equipo. Responsable de esto no será el director técnico Steve Bruce, que tendría los días contados en "las urracas" y abandonaría su peusto en el futuro cercano. 

Por otra parte, deberá enfrentarse al temeroso Fair Play Financiero, que ya logró que Lionel Messi abandonara el Barcelona y recalara en el Paris Saint Germain, que inteligentemente logró saltearlo gracias a la pandemia del coronavirus. 

Yasir Al-Rumayyan y Mohammed bin Salman, los nombres detrás del gigante

“Estamos extremadamente orgullosos de convertirnos en los nuevos dueños del Newcastle United, uno de los clubes más famosos del fútbol inglés”, dijo el gobernador del fondo, Yasir Al-Rumayyan. “Agradecemos a los hinchas de Newcastle por su tremendo y leal respaldo por tantos años y estamos entusiasmados de trabajar en conjunto”, completó.

Al-Rumayyan es el presidente del Public Investment Fund de Arabia Saudita, uno de los fondos soberanos más grandes del mundo con activos totales estimados de al menos 500 billones de euros. También forma parte de consejos de empresas como Uber, SoftBank Group, Reliance Industries y Saudi Aramco. Al Rumayyan tiene un papel muy importante en la estrategia de colocar el país en el mercado de capitales. "Con su experiencia en empresas privadas, sabe asesorar al Gobierno sobre lo que busca un inversor, y está enfocado en la eficiencia y la búsqueda de rentabilidad", explicó a Emilio Escartín, profesor de Finanzas Islámicas del IE Business School, a Cinco Días. 

Mohammed bin Salman administrará el 100% del Newcastle

El otro nombre es Mohammed bin Salman, príncipe heredero de Arabia Saudita, el segundo cargo más importante del país después del Rey. Es hijo del rey Salman, pero en realidad es la persona más importante e influyente del Reino, dado que su padre padece Alzheimer. 

Es también  ministro de Defensa y viceprimer ministro del país. Desde que asumió com Príncipe Heredero, Bin Salman lanzó una enorme campaña anticorrupción, arrestando a unas 500 personas, cerrando 2.000 cuentas nacionales y apuntando a activos en efectivo por valor de alrededor de 600.000 millones de euros. 

También declaró que quiere que Arabia Saudita se convierta en un país de islam moderado, introduciendo lentamente reformas como permitir que las mujeres conduzcan e introducir los cines al estado conservador. Sin embargo, fue fuertemente criticado por aumentar las restricciones a la libertad de prensa, particularmente a raíz del asesinato del periodista Jamal Khashoggi dentro del consulado saudí en Estambul.

Sin embargo, todo esto no parece importarle a los fanáticos del Newcastle, que se enamoraron de la billetera saudí. “Como fanáticos, no hay mucho que podamos hacer sobre el tema de los derechos humanos. Todos llevamos ropa sacada de talleres clandestinos en países con problemas de derechos humanos. La brújula moral es siempre extraña en momentos como este. Como fanáticos, especialmente tan oprimidos como los nuestros, se les debe permitir disfrutar un poco de esperanza, y esa es la prioridad hoy, no sobre cuestiones de derechos humanos. Esperanza para el club, esperanza para el área”, declaró a The Guardian Paul Loraine, de 47 años, afuera de St James Park .

Los equipos más ricos del mundo

  1. Newcastle: 400 millones de libras 
  2. PSG: 260 millones de libras
  3. Manchester City : 25 millones de libras
  4. RB Leipzig: 19 millones de libras
  5. RB Salzburg: 19 millones de libras
  6. Juventus: 17 millones de libras
  7. Chelsea: 12 millones de libras
  8. Arsenal: 8 millones de libras
  9. Manchester United: 6 millones de libras