A cuatro días de haberse iniciado la temporada, la Major League Baseball (MLB) de los Estados Unidos anunció la suspensión de dos partidos por la aparición de casos positivos por Covid-19 en el plantel de los Marlins de Miami.

Al menos 8 jugadores y 2 integrantes del staff técnicos de los Marlins dieron positivo, y ya fueron puestos en cuarentena en un hotel de Filadelfia.

A raíz de esto, la MLB canceló el partido que los Marlins debían jugar en su estadio ante los Orioles de Baltimore, y el que debía protagonizar los Phillies de Filadelfia y los Yankees de Nueva York.

El recrudecimiento de los casos hizo que el presidente Donald Trump finalmente desistiera de participar en el juego en de Nueva York, el 15 de agosto, cuando los Yankees deben jugar  contra los Red Sox de Boston.

“Debido a mi fuerte focalización en el virus chino, incluidas las reuniones programadas sobre vacunas, nuestra economía y muchos más, no voy a poder estar en Nueva York para lanzar durante el partido de los Yankees el 15 de agosto. ¡Lo haremos más adelante en la temporada!”, señaló.

 

Covid y la MBL

El segundo encuentro se suspendió a raíz de que los Phillies enfrentaron el último fin de semana, como locales, a los Marlins, y los Yankees deberían utilizar las mismas instalaciones del estadio Citizens Bank Park que ocupó el equipo de Miami.

La salud de nuestros jugadores y personal ha sido y seguirá siendo nuestro enfoque principal a medida que navegamos por estas aguas desconocidas”, dijo el CEO de los Marlins, Derek Jeter, en un comunicado.

Posteriormente, el directivo agregó que “aplazar el partido de apertura de esta noche fue la decisión correcta para garantizar que hagamos una pausa colectiva y tratemos de comprender adecuadamente la totalidad de esta situación”.

La liga se había iniciado esta semana con gran despliegue ya que representa un gean movimiento en el negocio del deporte. 

Cuando terminó el primer fin de semana de la temporada de béisbol, la casa de apuestas Borgata había recibido en solo tres días aproximadamente el equivalente a tres semanas de manejo normal de apuestas de MLB, a pesar de que el casino está limitado a un 25% de capacidad.

Las casas de apuestas de todo el país sintieron la demanda acumulada de los apostadores del béisbol. William Hill US y el SuperBook en Westgate Las Vegas dijeron que el sábado, que contó con una cartelera de 15 juegos y un evento de UFC, fue su día más grande en términos de cantidad apostada, ya que esencialmente todos los deportes principales se cerraron cuando la pandemia arreció a mediados de marzo.