El reperfilamiento de deuda sumó una nueva complicación. En medio del descalabro que generó en la industria de fondos comunes de inversión (FCI) la decisión del Gobierno de prorrogar los pagos de letras del Tesoro para las personas jurídicas y las "humanas" que hayan adquirido los títulos después del 31 de julio, hasta ayer inversores particulares aún no habían recibido el dinero correspondiente al vencimiento de Lecap y de Letes del último viernes.

A dos días de su vencimiento, los FCI de varios bancos todavía no habían acreditado en las cuentas de sus clientes el pago por las letras capitalizables colocadas por el Tesoro el 23 de junio pasado ni por las letras del Tesoro en dólares emitidas el 8 de febrero de este año.

Ante el reclamo de los inversores, desde las entidades argumentaban ayer que la demora se debía a "un problema con Caja de Valores". La demora en los pagos generó una gran incertidumbre entre los ahorristas y una catarata de llamados a los bancos.

Fuentes del Gobierno indicaron a BAE Negocios que los fondos correspondiente a la amortización de estos títulos deberían haberse acreditado ayer en Caja de Valores pero que el proceso no es inmediato ya que requiere de la intervención del Ministerio de Hacienda, que debe autorizar los pagos.

De acuerdo a los datos de la cartera que hoy conduce Hernán Lacunza, los tenedores particulares de las Lecap que vencieron el viernes pasado debían recibir $110,96 por cada título.

En el caso de las personas jurídicas o de las físicas que hayan comprado los títulos después del 31 de julio, que entran en el reperfilamiento anunciado el 28 de agosto pasado por el Gobierno Nacional, debían contar con el 15% de la amortización el viernes. En 90 días recibirán otro 25% y el 60% restante a 180 días.

La reestructuración decretada sobre el final del mes pasado para las Letes, Lecap, Lelink y Lecer generó un cimbronazo dentro de la industria de fondos comunes de inversión y obligó a las administradoras a trabajar a contrareloj para poder ajustarse a la nueva normativa. Separar a las personas jurídicas de las físicas dentro de los fondos que invierten en letras y luego dividir sus tenencias por instrumento no fue tarea sencilla. De hecho, los FCI tuvieron que suspender rescates y suscripciones por dos días para tratar de evitar una salida masiva de cuotapartistas tras la medida oficial.

Lo que ocurrió luego del vencimiento del viernes pasado demuestra que aún restan aceitar algunos engranajes.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Papa no tiene previsto visitar Argentina en 2020

El Papa no tiene previsto visitar Argentina en 2020

Ver más productos