El Gobierno abrirá mañana los sobres correspondientes a la primera licitación de seis corredores viales que se llevará adelante bajo la modalidad de Participación Público Privada (PPP). El acto se realizará en el Centro Cultural Kirchner de 9 a 11 de la mañana y será la primera prueba de fuego de este esquema, que le permitirá al Ejecutivo mantener el ritmo de obras sin la necesidad de endeudarse o incrementar el déficit.

A diferencia de los contratos de obra pública tradicional, en los de PPP la empresa ganadora de la licitación inicia la obra con fondos propios o financiándose con préstamos de bancos locales, con su propia garantía. Cada mes, el Gobierno emitirá un Acta de Reconocimiento de Avance de Inversión (ARAI), a fin de calcular la inversión aún no amortizada, tarea para la que el Ejecutivo compró del exterior vehículos con cámaras que tienen la capacidad de dirimir objetivamente el grado de avance. Al cabo de cada trimestre, la constructora habrá acumulado tres ARAI que le permitirán hacerse de un título de pago por inversión (TPI), nominado en dólares, para los gastos en moneda extranjera, en tanto para las erogaciones en pesos se emitirán TPD, que ajustarán por inflación.

El TPI no se contabiliza como deuda pública y será emitido por el fideicomiso PPP, el cual está respaldado en primer término por el Sisvial, un fondo fiduciario que se nutre del impuesto al gasoil y que, a partir de 2020, sólo podrá destinarse a obras construidas mediante los contratos público-privados. La garantía secundaria es del Presupuesto nacional.

Con el TPI las constructoras podrán dárselos a los bancos y estos a su vez a fondos de inversión internacionales, y así obtendrán el grueso del financiamiento para seguir con las obras en un plazo de cinco años.

En ese sentido, el debate sobre estas licitaciones gira en torno a la tasa que le pedirán a las empresas, que podría estar cerca del 10% anual, más de dos puntos por arriba de lo que paga el Gobierno nacional cuando coloca deuda.

"Sería una tasa exitosa y competitiva", planteó el secretario de la Cámara de la Construcción (Camarco) y experto en PPP, Julio Crivelli.

"Puede ser que las obras terminen saliendo entre 2,5 y tres veces en relación al sistema tradicional, pero hay que tener en cuenta que se pagan a lo largo de los años, nos las están financiando", argumentó el directivo de la Camarco.

Es que este esquema contempla contratos a quince años en los que en los primeros cinco el ganador de la licitación construye y recién a partir de ahí y durante diez años para cada TPI el Gobierno comienza a realizar los pagos de la obra de manera semestral. Para la operación y el mantenimiento, los fondos provendrán de los peajes.

"No hay razón para que las obras terminen siendo más caras", se defienden en el ministerio de Transporte.

La apertura de sobres debió posponerse en dos oportunidades por pedido de los ofertantes, que en ese lapso obtubieron algunas ventajas impositivas para incentivarlos a invertir. La primera es que el fideicomiso PPP estará exento del IVA al emitir los TPI, lo que permitirá bajar el costo del endeudamiento. La segunda zanahora es la posibilidad de que les devuelvan a los contratistas la retención de Ganancias que les aplican cuando realizan pagos al exterior.

Más notas de

Ignacio Ostera

Cumbre UIA-BCRA, en medio de la tensión por importaciones

La autoridad monetaria, abierta a retocar las reglamentaciones

Roberto Feletti recibe a las alimenticias para cerrar el acuerdo por el congelamiento

El funcionario busca una ampliación de los Precios Cuidados

Licitación: La demanda por bonos CER empañó el debut de las "Lelites"

Funcionarios de Hacienda siguieron la operación desde Washington

El G20 volvió a apoyar el reclamo para que el FMI reduzca las tasas

Guzmán se vio hoy con el ministro de Finanzas alemán, Olaf Scholz

En la previa a la cumbre con Guzmán, se despeja el camino de Georgieva en el FMI

Hoy fue el primer encuentro técnico con los funcionarios del organismo

Guzmán llegó a Washington y deberá negociar con una Kristalina debilitada

Guzmán llegó a Washington y deberá negociar con una Kristalina debilitada

Con la construcción en baja, el Gobierno licita una obra clave por casi $20.000 millones

El consumo de asfalto acumula un salto de más del 120%

La construcción pierde ritmo y reorientan partidas para cumplir la meta de obra pública

La caída mensual en los despachos de insumos se aceleró en septiembre

Expectativa entre constructores por créditos y redeterminaciones de precios

Manzur endulzó los oídos al hablar de un Plan Quinquenal

Provincias ajustaron el gasto en personal para mantener el superávit en plena pandemia

El ministro de Hacienda mendocino, Lisandro Nieri, prevé un superávit de $9.300 millones