El sacudón de marzo, que dejó una escalada del dólar de 10,6%, reavivó los temores acerca de las vulnerabilidades del actual esquema monetario. Muchos analistas advierten sobre el crecimiento acelerado del stock de Leliq, que ya ronda el billón de pesos, y plantean que el poder de fuego de su bomba es mayor al de las extintas Lebac, cuyo desarme desató la crisis cambiaria de 2018. A la luz de los recientes cimbronazos con una todavía moderada demanda, el riesgo de una nueva corrida con una fuerte devaluación en los próximos meses se acrecienta.

Las presiones sobre el tipo de cambio son muchas: la reaceleración inflacionaria que compite contra tasas de los plazos fijos en pesos que no reaccionan al mismo ritmo que la tasa de referencia, una economía que no da señales de reactivación, la inestabilidad de los mercados globales ante la posibilidad de un estancamiento económico de las principales potencias y la típica dolarización preelectoral. Las armas de un Banco Central tutelado por el FMI para enfrentarlas se limitan a los recurrentes refuerzos al torniquete monetario que asfixian a la economía real.

Para el ex jefe de investigaciones económicas de la entidad monetaria Jorge Carrera, el actual esquema es aún más vulnerable que el anterior. "El reemplazo de las Lebac por Leliq empeoró las deficiencias", advirtió. Por varias razones: la transmisión de la tasa de referencia a la tasa recibida por los depositantes es peor, la banda permite saltos del dólar sin que intervenga el BCRA y las Leliq, si bien sólo están en manos de los bancos, están atadas a los depósitos a plazo fijo. En sólo seis meses, el stock de letras se multiplicó por 2,5 y ya pagaron intereses por $210.000 millones. En esa masa que crece y es potencialmente dolarizable, radica el principal riesgo latente.

En sólo seis meses, las Leliq pagaron intereses por $210.000 millones y su stock ronda el billón

Un informe de Itega coincidió en que "con el nuevo esquema de Leliq el foco pasa de las Lebac a los plazos fijos", y planteó que "las tasas altas pueden ser un alivio para las tensiones cambiarias actuales, pero también pueden estar llenando el surtidor de una futura corrida". De hecho, los operadores señalan que la demanda, aún moderada, que hizo subir al dólar en marzo, surgió de un incipiente desarme de plazos fijos, que se revirtió con la suba de tasas en la segunda quincena del mes (ver página 4). "El programa hizo un gran esfuerzo para que la gente se quede en plazos fijos. Pero el depositante sabe que hay una zona de no intervención en la que el dólar puede aumentar 10% en pocos días sin capacidad oficial de control, como ocurrió en marzo, que elimina la renta que pudo hacer en tres meses. Eso hará que empiecen a dolarizarse mientras esperan a ver qué pasa en la transición electoral", señaló Carrera en diálogo con BAE Negocios.

Al gran volumen de plazos fijos, que supera cómodamente el billón de pesos, hay que sumar los abultados vencimientos de bonos y letras en pesos como fuente de tensión cambiaria (ver aparte).

Las probabilidades de una corrida crecen y las chances de contenerla serán limitadas, más aún después de junio cuando haya pasado la cosecha sojera. "Yo esperaba que las turbulencias llegaran en junio, pero los agentes se están anticipando", dijo Carrera. Y advirtió: "Puede ocurrir un shock cambiario con overshooting incluido".

Más notas de

Juan Strasnoy Peyre

Alberto recibió a las petroleras y confirmó que los combustibles seguirán congelados

El Gobierno recibió a altos ejecutivos en la Casa Rosada

El salario real perdió 20% en la era Macri y prevén una recuperación lenta

El mandato del ex presidente estuvo marcado por una licuación de los ingresos laborales

Kicillof propuso patear un pago para mayo y hay dudas sobre la respuesta de los bonistas

Kicillof propuso patear un pago y hay dudas sobre la respuesta

Guzmán habló de reperfilar deuda bonaerense y bonos se hundieron hasta 6,8%

Como Alberto, Kicillof apura las gestiones con sus acreedores

Alberto ratificó el deadline de marzo para la reestructuración de deuda y envió guiño al FMI

Fernández afirmó que Kristalina Georgieva tiene “una mirada más innovadora”

El FMI elogió las medidas económicas de Alberto Fernández porque no afectaron las cuentas fiscales

“Las primeras medidas hacen ver que el Gobierno se mueve en una dirección positiva”, dijo

Oficial: la deuda pública superó el 90% en el tercer trimestre del año pasado

Oficial: la deuda pública superó el 90% en el tercer trimestre del año pasado

Se disparó la emisión, pero ven margen para expandir sin que se acelere la inflación

El circulante aún cae en términos reales contra un año atrás

El Tesoro colocó Letras en pesos por $17.000 M y renovó todos los vencimientos de la semana

Guzmán está enfocado en la renegociación con los acreedores

Volvió a subir el petróleo y las empresas presionan por un ajuste en las naftas

Tras el ataque de EE.UU. en Bagdad, el Brent subió más de 5%