Los empresarios industriales de la UIA Daniel Funes de Rioja y Martín Cabrales criticaron fuerte al Gobierno nacional por la imposición del bono extra para los trabajadores del sector privado y la política de tasas de interés altas que impone el Banco Central. Ambos consideraron que la tensión que genera un mayor costo laboral combinado con la ausencia de financiamiento para las empresas hunden en la crisis a las fábricas nacionales.

El vicepresidente de la Unión Industrial Argentina, Daniel Funes de Rioja, señaló ayer que los industriales no pueden pagar el bono que está sugiriendo el Gobierno Nacional, durante el ciclo de conferencias que organiza el Rotary Club. "Venimos diciendo bono no y mucho menos en este momento porque la vorágine nos ha llevado a cláusulas de revisión con una automaticidad de ajustes salariales que van midiendo la inflación, con lo cual hay una hiperactividad sindical siguiendo el tema", explicó el referente industrial, que además preside la cámara alimentaria Copal.

"Aunque se pudiera dar, después vienen en la paritaria a decir que el bono lo dio el Gobierno", agregó y apuntó que "las pymes y las economías regionales están por el suelo, no tienen capital de trabajo, no tienen para pagar los sueldos. Si les toca una carga adicional ¿van a ir al banco para que les presten?, hoy sería un acto de irracionalidad dar un bono".

Por su parte, el empresario y vocal de la UIA Martín Cabrales aseguró que, para las empresas, tomar un crédito "es suicida" a raíz de las "tasas altísimas" que cobran los bancos. "Hay problemas con los créditos en general, pero tomar plata en un banco es suicida. Si te renuevan créditos a tasas altísimas como con las que venimos trabajando, para una pyme es inviable", sostuvo el vicepresidente de la empresa de café que lleva su apellido.

Cabrales consideró que los empresarios "necesitamos previsibilidad para poder planear a corto y mediano plazo. Y tener una moneda que uno sepa cómo se va a poder comportar". "La cuestión coyuntural pueden ser 180 días, pero creo que la Argentina necesita un pacto donde participemos todos los sectores y que sea para mediano y largo plazo, con políticas de Estado y con medidas estructurales", enfatizó.