El pasado martes el Gobierno decidió a través de la resolución 435/E una merma del 29% en el precio del bioetanol de caña azúcar, sin embargo tras un encuentro entre el Centro Azucarero Argentino (CAA) y el ministro de Energía Juan José Aranguren, éste se comprometió a revisar la medida para lo cual se convocó a una reunión técnica entre las partes y señaló que dará marcha atrás si se comprueba que la suba perjudica al sector.

Mediante un comunicado la CAA fundamentó su reclamo en que la actividad sucroalcoholera está regida por las decisiones de política comercial vigentes desde 2007 y que habiendo terminado la molienda, las mismas ya no se pueden modificar.

Según la misiva, Aranguren respondió que la medida se baso en información provista por los organismos oficiales. En ese sentido, la comitiva del CAA le respondió que los costos estimados por la Estación Experimental Obispo Colombres, de Tucumán, diferían absolutamente de los considerados del Estado.

En ese contexto apenas salió la resolución, YPF anunció la baja del 1,5% en la nafta. Esto es porque compró más barato el bioetanol. Es sabido además que las petroleras no están a favor de que se aumenten los cortes aunque lo aceptaría sólo si tiene accesibilidad a grandes plantas con lo cual le compraría solo a no mas de tres empresas, que tienen una buena relación con el gobierno. De esta forma se evitaría todo el gasto de logística y transporte.

En declaraciones a la prensa, el presidente de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), Alberto Padoán, quien integra el directorio de Vicentín, empresa que produce bioetanol a base de maíz calificó la medida como “positiva” y propuso como una salida que se aumente el corte que hoy es del 12% para compensar la baja en el valor.

Al respecto, el vicepresidente de la CAA, Jorge Rocchia Ferro señaló a BAE Negocios, que la materia prima es distinta por ende “de ninguna manera se puede solucionar el problema con más volumen porque el precio que propone el gobierno es de quebranto, con lo cual se pierde más plata y además porque está por debajo de los costos de producción”.