La misión técnica del FMI arrancó la supervisión de las cuentas públicas de la Argentina y hoy será recibida por funcionarios del Ministerio de Hacienda, en el marco del acuerdo ampliado firmado en octubre último. Los técnicos del organismo multilateral de crédito prevén reunirse hoy con los secretarios de Política Económica, Miguel Braun, y de Hacienda, Rodrigo Pena.

La misión encabezada por el italiano Roberto Cardarelli, a la que se sumará el flamante representante del FMI en la Argentina, el economista jamaiquino Trevor Alleyne, no prevé por ahora reunirse con el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, indicaron voceros oficiales.

Los técnicos, que permanecerán una semana en el país, se reunieron con funcionarios del Banco Central para analizar el anunciado sobrecumplimiento de las metas de la base monetaria, pactada en el memorándum de entendimiento. El BCRA se comprometió a que los agregados no crezcan durante los próximos meses y para ello llevó la tasa al 72%, aunque ayer logró hacerla bajar hasta el 67%, todo con el objeto de desincentivar la compra de dólares y tratar de evitar un mayor traslado a precios de la devaluación.

El presidente del BCRA, Guido Sandleris, se reunirá con los técnicos del FMI la próxima semana tras su retorno de China, donde se encuentra negociando una ampliación del préstamo swap en yuanes destinado a reforzar las reservas de la entidad.

La agenda del FMI prevé reuniones con representantes de organismos sociales y sindicales, como ocurrió en una de las visitas cuando los representantes del Fondo acudieron a la sede de la CGT.

Según señaló la agencia de noticias NA, la misión se interesará especialmente en el impacto social de la caída de la economía.

En el acuerdo con el organismo, existe la posibilidad de implementar los subsidios que reciben los beneficiarios de planes sociales por un monto equivalente al 0,2% del PBI, aunque el gobierno aún no consideró esa posibilidad.

Cuando concluya esta segunda revisión del programa, se producirá el tercer desembolso a fines de diciembre por unos u$s7.700 millones, que se sumarán a los dos ya recibidos por u$s20.700 millones.

En marzo, tras la tercera revisión del programa con la llegada de una nueva misión, se efectuará el cuarto desembolso, por alrededor de u$s11.000 millones, llegándose así a una asistencia financiera de u$s39.400 millones, desde junio último.