El fondo de inversión más grande del mundo, BlackRock, se prepara para abrir oficinas en la Argentina. El fondo fue uno de los que compraron bonos Botes 2023 y 2026 para auxiliar al Gobierno en la corrida cambiaria de mayo de este año, cuando usó los dólares de los fondos BlackRock y Templeton para frenar la divisa verde por abajo de los $25. El año pasado, el fondo lanzó al mercado el "iShares MSCI Argentina and Global Exposure ETF", un ETF atado al riesgo de la Argentina, el cual tiene listados los papeles Mercado Libre, Tenaris, YPF, Grupo Galicia, Banco Macro, Telecom, Pampa Energía, TGN, Arcos Dorados y Adecoagro.

La llegada de BlackRock es parte de su expansión regional, aunque el desembarco formal en el país es una apuesta estratégica. BlackRock, que maneja activos por alrededor de u$s6,3 billones contrató a Francisco Rosemberg a principios de este año para dirigir las oficinas de Argentina y Uruguay, las cuales por ahora se comandan desde Santiago de Chile. También posee oficinas en México, San Pablo y Bogota.

De esta manera Blackrock podrá monitorear mas de cerca la volatilidad del Indice "MSCI All Argentina 25/50", expresado en acciones locales. Indicador que arrojó para 2016 un crecimiento de 29,7% y en 2017 y mas de un 20% en 2018.

BlackRock y Templeton fueron centrales para frenar la corrida cambiaria de mayo, cuando aseguraron a Luis "Toto" Caputo, en ese momento ministro de Finanzas, u$s5.000 millones con un dólar a 25 pesos para frenar la suba de la divisa verde. En ese momento, los dos fondos compraron los bonos Botes 2023 y 2026 a tasas del 20% y 19% respectivamente , una tasa poco atractiva para el mercado de ese momento.

Menos de dos meses después, quien manejaba el fondo Templeton, suscriptor original de los bonos, Gustavo Cañonero, se convirtió en vicepresidente del BCRA. Y BlackRock ya alquiló dos pisos en el barrio de Catalinas Norte para abrir sus oficinas.