La Cumbre del Mercosur, que comenzará hoy y finalizará mañana en Brasilia, avanzará en la eliminación y armonización de barreras no arancelarias, al tiempo que Brasil cederá la presidencia pro témpore al Paraguay para el primer semestre del 2018.

Como ocurre en cada cita regional, hoy se reunirán los cancilleres, autoridades de Hacienda y de los bancos centrales de los cuatro países. Y mañana será el turno del encuentro de los presidentes, donde se leerán los acuerdos alcanzados, como la reducción de trabas al comercio, señalaron fuentes a BAE Negocios.

Fuentes del Mercosur señalaron que "se debe trabajar en la libre circulación dentro del bloque y la remoción de obstáculos. Como ya sucedió en la cumbre anterior (en Mendoza), se buscará remover trabas al comercio para potenciarlo". Asimismo, fuentes del gobierno brasileño señalaron que se firmará un protocolo de compras gubernamentales entre los cuatro socios del bloque por primera vez, aunque restan definir varios detalles sobre los umbrales en las licitaciones, y el grado de preferencia nacional.

En el terreno político, no se descarta un pronunciamiento sobre la situación en Venezuela; y se analizará una nueva coordinación entre el Mercosur y la Unasur, ya que existen áreas que se superponen y se deben eficientizar recursos. Respecto al comercio y a las Ventanillas Únicas de Comercio Exterior (VUCEs), habrá más adelante una reunión de expertos en el marco de la Red Iberoamericana de VUCEs e intercambiarán avances sobre la implementación de la Certificación de Origen Digital (COD) de la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi).

También se abordaría en Brasilia el tema de la cooperación aduanera: se analizarán alcances del Sistema de Intercambio de Información de los Registros Aduaneros (Indira) del Mercosur. Durante el encuentro, habrá un espacio de balance sobre las negociaciones internacionales que encara el bloque en este momento. No sólo con la UE, sino también con el bloque EFTA, India, Corea del Sur y Canadá.