A ocho meses de haberse iniciado la guerra comercial entre Estados Unidos y China, ambos países acordaron en el ámbito del G20 una tregua por 90 días con el objetivo de seguir dialogando para buscar una solución al conflicto que llevo a que cada uno aplique aranceles a los productos que importan. Uno de esos es la soja que tuvo en el último tiempo alzas y bajas, lo que perjudicó al productor norteamericano. Se entiende que desde hoy las comprar volverán a tomar su curso normal, lo que marcará una suba en Chicago del 2 por ciento. El alza no afectará a la Argentina que se vio beneficiada por la disputa entre Trump y Xi Jinping.

El cese de la pelea no deja sin efecto el tributo del 10% que aplicó EE.UU. ni el 25% que impuso China. Por lo tanto, falta develar bajo qué instancia el país asiático volverá a comprar soja norteamericana. Lo más seguro es que se abra una especie de cupo que no será alcanzado por el arancel. De ser así, la Argentina puede verse favorecida en el largo plazo. Para eso habrá que seguir de cerca los encuentros los cuales deberás tener una solución en los primeros días de marzo fecha en que se empieza a cosechar.

"De cara a la nueva campaña y suponiendo una cosecha de 54 millones de toneladas, la Argentina tendrá un excedente productivo con lo cual, lo ideal es que el conflicto se solucione a través de un cupo, dado que sería un volumen limitado dejando el resto a la libre competencia y donde Sudamérica puede abastecer esa demanda", afirmó la analista de mercado Lorena DAngelo.

Si por el contrario, la pelea comercial llega a su fin, los valores tanto de Brasil como de Argentina se hundirían, lo que perjudicará al Gobierno, que está a la espera de los dólares del campo luego de una dura sequía. Hoy el valor FOB a marzo cotiza en u$s348 la tonelada. Actualmente es de u$s365.

Para el analista de la corredora Futuros y Opciones (FyO) Dante Romano, "los fondos especulativos estaban vendidos en 15 millones de toneladas de soja, pero tras la noticia de la tregua éstos saldrán a comprar fuerte". De este modo, se espera que Chicago levante alrededor del 2 por ciento.

Desde la corredora Pinelli y Asociados, su director Luciano Pinelli señaló que si "el precio en Chicago se afirma, la prima en Sudamérica caerá dado que en los últimos meses ganó alrededor de u$s20".

Por lo pronto, China necesita 8 millones de toneladas de soja por mes, y EE.UU. es el único que pueda abastecerlo en este momento. Quizás el cupo sea menor a ese volumen y más aún sabiendo que Brasil sembró mas temprano y ya avisó que tendrá algo de cosecha en enero próximo.

Argentina deberá esperar pacientemente el desarrollo de las discusiones y ver si le conviene que el conflicto siga su curso. Están en juego ingresos por más de u$s18.000 millones en concepto de divisas por todo el complejo agroindustrial para el 2019.