En un día en que el dólar llegó a su máximo en cinco meses y marcó su mayor suba intradiaria en el año, el clearing bancario de la red Banelco sufrió problemas informáticos y complicó la compra- venta de la divisa verde. Casualmente, la caída del sistema se dio en el mismo día en que el objetivo del Gobierno fue secar la plaza de pesos para que los inversores no se vayan masivamente al dólar, frenar la dolarización de carteras y complicar la salida del carry trade, llegó a su máxima expresión, luego de que el Banco Central ( BCRA) colocara Letras de Liquidez (Leliq) y subiera la tasa a 50,55% a siete días de plazo. En los hechos, la fiebre del dólar no cedió a pesar de que el Central intentará bajar la temperatura del mercado con la mayor absorción monetaria de pesos en 3 meses.

Suspicaces, muchos operadores señalaban a este diario que detrás del "tropezón informático" de Banelco, se podían ver los piolines de un BCRA que cada vez más intenta frenar un dólar al alza producto de la salida de fondos de los países emergentes y la suba de la inflación local. Una tenaza que promete apretar cada vez más al peso y que obliga cada vez más al Central a operar con técnicas cada vez más heterodoxas para evitar cualquier atisbo de corrida cambiaria que complique aún más el nebuloso cronograma electoral para el Gobierno en los próximos meses.