Con un menú de inversiones ampliado a partir de las licitaciones de Letes y bonos que viene llevando adelante el Tesoro, la venta de las divisas provenientes del préstamo del FMI, y el apretón monetario que realizó el Banco Central mediante la suba de encajes y de tasas, la demanda de dólares continúa contenida y el tipo de cambio avanzó ayer apenas dos centavos en la plaza mayorista y 14 centavos en las pizarras.

Fue la primera suba luego de tres bajas consecutivas, en una rueda con escaso volumen de negocios (u$s539 millones). "Los precios volvieron a tener un recorrido mixto y algo irregular, pero siempre en un escenario de tranquilidad y sin presión sobre el tipo de cambio", señaló Gustavo Quintana, operador de PR Corredores de Cambio.

El dólar cerró ayer a $27,39 en el mercado mayorista y a un promedio de $28,19 en las pizarras de los bancos.

"Si bien los operadores del mercado de cambios consideran que el tipo de cambio estaría en un piso, a $ 27,40 por dólar, en estos momentos el mercado financiero manda con un menú de inversiones en pesos y dólares", afirmó Fernando Izzo, director de ABC Mercado de Cambios.