La balanza comercial del primer semestre del año mostró un registro positivo gracias al aumento de las exportaciones y un brusco descenso de las importaciones, debido a la devaluación que mejoró las condiciones para insertar productos locales en el mundo, especialmente en los países asiáticos, y a la crisis del consumo interno que le puso freno a la apertura de las compras en el exterior.

Ayer el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) mostró los números preliminares del comercio exterior de los primeros seis meses del año, que arrojó un saldo positivo de US$5.589 millones, a partir de exportaciones por US$30.752 millones frente a importaciones de US$25.163 millones.

Las exportaciones del primer semestre crecieron 2,4% frente al mismo período del año anterior, mientras que las importaciones cayeron 27,9%. En el ránking de exportaciones por país, Brasil lidera con 17% del total, seguido por China, con 7%; Estados Unidos, 6%; Chile, 5%; Vietnam, 5%; India, 4%; Indonesia, 3%; Holanda, 3%; Suiza, 2% y Egipto, 2%, entre otros países.

Si la lectura se enfoca en los países en donde se logró incrementar el envío de productos argentinos, los países asiáticos son los que traccionaron la demanda, con más de US$5,7 millones, encabezados por China que compró por US$2,365 millones, lo que significó una suba porcentual del 27,5. Esa misma mirada muestra una pérdida de casi 15% en el mercado de la Unión Europea.

En el caso de las importaciones realizadas por la Argentina en el primer semestre de 2019, Brasil participa con 21%; China, 18%; Estados Unidos, 13%; Alemania, 6%; Paraguay, 4%; Bolivia, 3%; Thailandia, 2%; México 2% y España, 2%, entre otros.

En el comercio desglosado por regiones, las exportaciones al Mercosur sumaron US$6.135 millones, con una baja de 8,4%, mientras que las importaciones alcanzaron los US$6.667 millones, 37,8% menos frente al primer semestre de 2018.

Las exportaciones del primer semestre crecieron 2,4% frente al mismo período del año anterior

La UE le compró a la Argentina US$3.851 millones y las importaciones desde el bloque europeo sumaron US$4.668 millones, con una reducción de 22%. El Nafta (EE.UU., Canadá y México) importó de la Argentina por US$2.731 millones, que implican una baja de 9,4%, mientras que le vendió al país por 4.022 millones, con una baja de 15,1%.

Las exportaciones a China (incluyendo Hong Kong y Macao) crecieron, en cambio, 27,5% alcanzado un volumen de US$2.365 millones mientras que las importaciones desde ese país cayeron 30,4% registrando un valor de US$4.447 millones.

Con los países de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), los embarques argentinos crecieron 21,9% con un total de US$ 3.378 millones, y las importaciones desde ese bloque fueron de US$ 1.266 millones, con una baja de 16,1% respecto al primer semestre del año pasado.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos