La inflación de los pobres trepó 4,1% en marzo. Con esos números, según el Indec, el 80% de la población no tuvo ingresos suficientes para mantener a una familia tipo de cuatro integrantes fuera la pobreza. Así, la interanual de la Canasta Básica Total (CBT) trepó a 60,9%, mientras que la Canasta Básica Alimentaria (CBA), que mide la línea de la indigencia, llegó a 64,2% en la comparación con marzo del 2018.

Según la EPH, que realiza trimestralmente el Indec, el 80% de la población con ingresos cobra menos de $25.000. La CBT de una familia tipo de 4 integrantes llegó a $28.750 en marzo. Es decir que para poder sacar a esa familia de la pobreza ese hogar necesitó, sí o sí, sumar un segundo ingreso.

Pero la cuestión empeora: durante marzo, dos sueldos medianos no alcanzaron para que una familia de cinco integrantes evitara caer en la pobreza. Es decir, un hogar en el que tanto el padre como la madre lograron mantenerse empleados y tuvieron el ingreso promedio de la mayoría de la población, no logró quedar por encima CBT familiar que incluye a tres hijos en lugar de dos.

El sueldo mediano se obtiene al calcular el promedio de los ingresos relevados por el Indec a través de la EPH, pero eliminando al 20% que menos cobra y al 20% que más percibe. De esa manera, se limpia el número de ingresos demasiado altos o demasiado bajos. En otras palabras, el sueldo mediano es el promedio de los ingresos que recibe el 60% de la población y es de $14.512.

En cambio, la CBT familiar para 5 integrantes, que incluye a padre, madre y tres hijos, llegó a $30.239. Eso es lo que necesitó esa familia para no ser pobre. Por supuesto, un sólo sueldo mediano no logra sacar de la pobreza a su hogar. Pero la novedad en marzo es que tampoco dos de ellos lo consigue ya que esa hipotética familia gana $29.024, en total.

Además, en marzo dos sueldos medianos estuvieron a punto de no alcanzar para que tampoco un hogar de cuatro integrantes evitara la pobreza. La CBT de una familia de cuatro personas totalizó $28.750. Con sólo comprar dos entradas de cine, quedó excluida.

De todas formas, los que más sufrieron la escalada de precios de marzo fueron aquellos que pelean todos los meses para no quedar por debajo de la línea de indigencia. En el tercer mes del año la suba fue de 4,7%, en línea con el IPC Nacional. Pero la variación interanual trepó muy por encima y llegó a 64,2%.