A pesar del repunte inflacionario de septiembre, el presidente del Banco Central Federico Sturzenegger afirmó que “el proceso de desinflación continúa” y ratificó una vez más la meta inflacionaria del año próximo. Los números preliminares hacen pensar en la entidad monetaria que el índice de precios de este mes será más benévolo en el camino de convergencia hacia un nivel inflacionario mensual acorde al 12 por ciento de techo esperado para 2018. Los datos de la macroeconomía, que muestran crecimiento más allá de las tasas altas, alientan al Central, salvo uno en particular: la persistencia de la inflación núcleo, que se mantiene en niveles estables desde hace cinco trimestres. “Pese a las expectativas del mercado la meta del año próximo es perfectamente cumplible”, arriesgó y prefirió no adelantar sobre próximas decisiones de política monetaria.

Durante la presentación del Informe de Política Monetaria del tercer trimestre, el titular del Banco Central afirmó que pese al último dato de septiembre, “cuando miramos el proceso en perspectiva la desinflación continúa”. La velocidad de esa desaceleración fue más marcada en el índice general y en regiones del interior del país. En el Gran Buenos Aires el primer trimestre del año tuvo una suba de precios de 2%, el segundo de 1,8% y el tercero de 1,7%. En regiones como Noreste, esa desinflación pasó en ese tramo de 2% a 1,2%.

Para el caso de la inflación núcleo, hace cinco trimestres que el nivel se mantiene estable (1,7% y 1,6%, en el último tramo). Durante ese lapso, la política monetaria del Banco Central fue variando desde una “relajación” admitida por la propia entidad desde el segundo semestre del año pasado hasta marzo, hasta una tasa de interés real positiva en sus puntos más altos el mes pasado. “(La inflación núcleo) Es demasiado persistente para lo que estábamos buscando”, agregó pero indicó que el 1,6% promedio de inflación núcleo del tercer trimestre “es el preludio de futuras reducciones que están viniendo” y puntualizó que “la expectativa del cuarto trimestre se encuentran por debajo del promedio del año pasado que fue del 1,74%”.

Si bien no adelantó futuras decisiones de política monetaria, el presidente del Banco Central ratificó que las tasas altas no atentaron contra la recuperación de la actividad económica. “Nuestros indicadores marcan un crecimiento de 0,95 por ciento del PBI en el tercer trimestres, pero Hacienda tiene mejores números aún”, afirmó Sturzenegger.