La presión alcista sobre el tipo de cambio no se detiene y, tras la expansión monetaria de la licitación de Lebac de la jornada previa (gran parte de la cual ya fue absorbidos por pases, Leliq y letras en el mercado secundario) el Banco Central tuvo que vender ayer u$s24 millones para contener la suba del dólar.

La autoridad monetaria llevó adelante su cuarta intervención al hilo ayer -la octava en el mes-, después de que la demanda de bancos y empresas para dolarizar carteras empujara la cotización de la divisa estadounidense hasta un máximo de $20,31 en la plaza mayorista.

Con sus ventas, la entidad que preside Federico Sturzenegger consiguió que el tipo de cambio en el mercado en el que operan los grandes jugadores retrocediera a $20,27, para cerrar así apenas medio centavo por arriba del martes. En las pizarras, en cambio, el billete para los compradores minoristas culminó 5 centavos por encima de la jornada anterior, a un promedio de 20,595 pesos.

"La divisa norteamericana tuvo un recorrido mixto que alternó subas y bajas con participación oficial sobre el final de la rueda", señaló Gustavo Quintana, operador de PR Corredores de Cambio.

Según operadores, la expansión monetaria que realizó el BCRA al no poder renovar la totalidad de los vencimientos en la licitación de Lebac del martes no tuvo impacto significativo sobre el mercado, que operó con una tendencia similar a los días previos. De hecho, el volumen de negocios se redujo un 11% respecto de la rueda anterior.

Desde el Central informaron ayer que, de los pesos que no logró renovar el martes -$87.000 millones- sólo llegaron al mercado $31.729 millones, ya que $55.272 millones fueron absorbidos a través de la colocación de pases, Leliq y Lebac en el mercado secundario antes incluso de la liquidación de la licitación de letras internas.

Las tasas de las Lebac en el mercado secundario se mantuvieron en línea ayer con el precio de corte fijado por el BCRA en la subasta del martes. El rendimiento del título a 28 días se ubicó en el 26,45%, levemente por debajo del 26,50% convalidado por la autoridad monetaria.

En tanto, los rendimientos de las letras de los plazos más largos, que a partir de la próxima licitación ya dejarán de emitirse, registraron caídas en torno a los 20 puntos básicos.

El martes el Central informó que, desde el mes que viene, sólo licitará letras con un vencimiento máximo de hasta 5 meses, por lo que se eliminará la emisión de los títulos a 7 y 9 meses.

La decisión responde a la intención del Ministro de Finanzas, Luis Caputo, de que los inversores comiencen a migrar de las Lebac hacia instrumentos del Tesoro nacional y así ir desarmando de a poco el peso que tienen las letras del BCRA.