La tensión con el Fondo Monetario Internacional por el nivel de deuda de la Argentina demora la aprobación de un crédito de u$s500 millones por parte del Banco Interamericano de Desarrollo ( BID) que permitiría salvar los proyectos adjudicados bajo contratos de Participación Público Privada ( PPP).

El BID Invest, brazo corporativo del organismo multilateral, iba a aportar al fideicomiso que creó el Gobierno para financiar la construcción de los seis corredores viales de la zona núcleo, que siguen parados por la disparada en el riesgo país y las altas tasas de interés. La fecha prevista inicialmente era el 30 de abril, pero hasta ahora no hubo novedades y en el sector de la construcción creen que con suerte se concretaría el envío el 30 de mayo. "Si es que ocurre, difícilmente sea antes", apuntaron.

Fuentes del rubro puntualizaron ante la consulta de BAE Negocios que el préstamo "está acordado como así también el de otros bancos privados" y en ese marco sólo restaría la aprobación por parte de sus respectivos directorios, añadieron desde el Gobierno.

Sin embargo, en el rubro reconocen que "la parte difícil" está en que el FMI se opone a este tipo de iniciativas, porque considera que se trata de deuda encubierta, a pesar de que se la contabiliza como "subsoberana".

"Esto se reflejó en la otra tanda de PPP que están parados", apuntó la fuente del mundo privado, en referencia a las etapas siguientes que el Ejecutivo pretendía lanzar bajo esta modalidad y ahora se congelaron.

En rigor, la discusión estaría en torno al fondeo que faltaría para complementar lo que gire el BID Invest por medio del fideicomiso PPP, y que no necesariamente puede considerarse deuda externa soberana. En ese marco, bancos estatales como el Nación o el BICE también tienen previsto participar del fondo fiduciario.

Lo cierto es que el fideicomiso surgió como una alternativa ante las dificultades financieras que atraviesan las compañías ganadoras de la licitación, que apenas pudieron comenzar con las tareas preliminares como limpieza, bacheo o remoción de tierra.

Otro representante de una constructora que ganó uno de los corredores evaluó que el desembolso del BID Invest aún no se produjo "porque el riesgo país está arriba de los 900 puntos y para realizarlo necesitan que vuelva a los 600", un escenario de mejora que los analistas consideran improbable, sobre todo ante la inminencia de las elecciones presidenciales.

"¿Qué banco te va a dar plata en este contexto?", se preguntó el hombre del sector consultado que de todas formas reconoció que el BID "también responde un poco a Trump", al igual que el FMI, por lo que el visto bueno del organismo multilateral ya estaría y sólo estarían a la espera de que las condiciones financieras repunten.

En ese sentido, en el sector también advierten que "hasta el año que viene no se va a poder hacer el cierre financiero" de los proyectos.

Es que a diferencia de la obra pública tradicional, en los PPP son los privados quienes deben salir a buscar el dinero al mercado local e internacional para llevar adelante las obras. De esta manera, los gobiernos evitan aumentar el gasto público o endeudarse. Pero con la corrida desatada un año atrás, el costo del financiamiento se disparó para la Argentina y las empresas ganadoras apenas iniciaron las tareas preliminares.

noticias relacionadas

Ver más productos

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Ver más productos