Al cierre de esta edición, la asamblea anual ordinaria del Matba renovaba un tercio de su directorio y donde el BYMA lograba colocar un director, un suplente y un síndico, lo que será el primer paso para buscar un cambio en la entidad porteña e impedir así su fusión con el Rofex.

Según fuentes que participaron de la reunión la llegada del BYMA se dio "por voto acumulativo". A partir de ahí impulsarán cambios en el estatuto del Matba para de esa forma impedir la fusión.

Un tema no menor es que dentro del mismo Matba hay directores que se oponen al cambio y es donde el BYMA encuentra espacio para frenarlo.

Las fuentes consultadas sostienen que la negativa del BYMA se fundamenta en los juicios que tiene el Rofex por dólar futuro, pero tan es sabido que se chocan al tener el mismo negocio. A la fecha una consultora evalúa si es viable la fusión.

Será clave también lo que diga la Bolsa de Cereales, segundo accionista del Matba, que deberá decidir en breve si esta de acuerdo con la unión de ambos mercados.