La tasa de la Lebac de más corto plazo cerró ayer al 28,70% en el mercado secundario, anticipando los valores que podría convalidar hoy el Banco Central en su licitación mensual. De cumplirse las previsiones de la city porteña, el rendimiento de las letras internas del BCRA con vencimiento más próximo registraría un alza de 220 puntos básicos respecto de la subasta de octubre.

Aún mayor podría ser el alza en el tramo medio de la curva si el Central decide mañana convalidar las tasas del mercado secundario, ya que el retorno de las Lebac a 128 días alcanzó ayer el 29,64 por ciento.

Hoy se licitarán letras a 35, 63, 98, 154, 218 y 273 días. El vencimiento en esta oportunidad es de $379,850 millones, el menor monto desde marzo.

El presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, manifestó en reiteradas oportunidades en el último tiempo su intención de mantener las tasas altas para lo que resta del año, con el fin de minimizar el impacto de las subas de tarifas dispuestas por el Gobierno para después de las elecciones de octubre y tratar de encauzar las expectativas de inflación del mercado a la meta propuesta por la entidad monetaria para el próximo año (+/- 10%).

Esto hizo que los inversores volvieran a concentrar su interés en las Lebac de más corto plazo, a contramano de lo que había venido sucediendo en los meses previos, cuando a fuerza del ofrecimiento de mayores rendimientos en los tramos medios y largos el Central había conseguido estirar vencimientos.

A fines de octubre, el BCRA shockeó al mercado con una suba de 150 puntos básicos en la tasa de política monetaria -el centro del corredor de pases a 7 días-, que luego completó con un alza de otros 100 puntos hace una semana atrás.

Esto generó una fuerte presión sobre el rendimiento de las Lebac en el mercado secundario, donde las tasas de instrumentos llegaron a superar el 30% en el mediano plazo.

El endurecimiento monetario del Banco Central también golpeó a la cotización del dólar, empujándolo a la baja, y hundió los precios de bonos y acciones.

Según destaca el economista Gustavo Ber, el foco de los inversores “está puesto en el roll-over de Lebac que enfrenta hoy el BCRA, a pesar de ser de menor magnitud y que contaría con fuerte demanda, ya que la atención inversora está focalizada en especial en las tasas convalidadas tras la escalada en el mercado secundario”.

Previo a la licitación de Lebac, el Indec dará a conocer hoy el IPC nacional, que será crucial para definir el accionar del Central en los próximos meses, aunque ya se descuenta que las tasas se mantendrán altas, al menos, hasta el cierre de 2017.