Con la visita de la Chief Information Officer del JP Morgan Chase, Lori Beer, el banco estadounidense dejó en claro que la apuesta a su hub tecnológico va en ascenso. "Nos consideramos a nosotros mismos como un banco digital, impulsados por una gran empresa tecnológica", remarca en sus palabras de presentación la directiva del banco, que fue distinguida como una de las 100 mujeres líderes más influyentes de su país por Computerworld.

JP Morgan hoy en día tiene 1.400 empleados en el país, de los cuales 800 se concentran en el sector de tecnología, y apunta a llegar a los 2.000 empleados antes de que finalice el año. "Invertimos u$s10.800 millones por año en tecnología, tenemos 50.000 tecnólogos, la misma cantidad de ingenieros que tienen muchas empresas tecnológicas. Vemos cada vez más un uso mayor de lo digital", dice Beer, que además ocupa un puesto en el comité operativo del JP Morgan Chase, algo que, según destaca, "refleja la importancia que tiene la tecnología en el banco y a nivel mundial en la banca en general".

A su lado, Gómez Minujín remarcó la apuesta del banco por invertir en el país más allá de la coyuntura económica volátil. "Invertimos en 2015 cuando el peso se apreciaba, lo hacemos ahora cuando el peso se devalúa. No lo hacemos acá por una cuestión de costos sino por el talento de las personas", señaló.