Luego de tres ruedas de furiosa escalada, el mercado se tomó ayer un respiro y el dólar minorista cerró con una baja del 4%, a $59,72 en el promedio de la city, y quedó aún un 28,3% más alto que el viernes pasado. Fue después de que el Central forzara a los bancos a desprenderse de parte de sus tenencias de billetes verdes y de que el Gobierno y el Frente de Todos se mostraran conformes con un dólar a $60 que compense el atraso acumulado en los meses de pax cambiaria, tras la charla del miércoles entre Mauricio Macri y Alberto Fernández. Ante eso, algunos analistas sostienen que el rápido traslado a precios de la devaluación puede volver a "atrasar" el tipo de cambio y advierten sobre las consecuencias de convalidar un salto tan abrupto.

La de ayer fue la rueda con menor volumen de operaciones en cuatro meses, a excepción de los días feriados en Estados Unidos, con apenas US$538 millones negociados en la plaza mayorista. El dólar bajó 5,2%, a $57,25. El BCRA se corrió y no intervino con ventas propias para apuntalar la baja. Incluso, de los US$60 millones diarios que subasta a cuenta del Tesoro, los operadores tomaron sólo US$44 millones. Así, los especialistas cuestionaron que la entidad no fuera más contundente para acercar el tipo de cambio a la banda de referencia, cuyo techo es $51,45.

Uno de los factores que estimularon la baja fue la circular del Central, que forzó a los bancos a vender dólares al fijar un nuevo tope para la tenencia de moneda estadounidense tanto en efectivo y futuros del 5% sobre su Responsabilidad Patrimonial Computable. Hasta ahora, el tope del 5% se contabilizaba de forma global sobre todos los instrumentos y permitía que las entidades compensaran mayores volúmenes de contado con posiciones vendidas en futuros.

El Gobierno y el Frente de Todos dieron señales de conformidad con el actual nive

El otro fue el diálogo Macri-Fernández, que llevó algo de calma al mercado, aunque aún nadie da por terminada la corrida. El discurso confrontativo y de campaña de Macri tras la apabullante derrota del domingo había dejado expuesta la falta de confianza y la debilidad política del actual Gobierno a cuatro meses de terminar su mandato. Pero sobre todo, que tanto el candidato triunfante en las PASO como uno de sus economistas de cabecera, Emmanuel Álvarez Agis, vieran "razonable" el actual nivel como para equilibrar las variables macroeconómicas. El consenso dólar a $60.

Riesgos
La economista Mercedes DAlessandro advirtió sobre los riesgos de basarse en el valor nominal de la divisa ya que las expectativas de un rápido traslado a góndolas de la devaluación podría borrar en poco tiempo la suba del tipo de cambio real de estos días y llevar a que el mercado presione por un nuevo aumento. "En la situación actual convalidar ese dólar tan alto, con inflación que reacciona tan rápido, es un poco combustible", planteó. De hecho, la consultora Elypsis ya proyecta un IPC del 64,1% a fin de año (ver página 3). El correlato: menos poder adquisitivo y más pobreza.

Advierten sobre los riesgos de convalidar un salto tan abrupto del tipo de cambio

En ese sentido, el riesgo es que se retroalimente una veloz carrera nominal de precios. Ecolatina lo explicó así: "Habrá que seguir de cerca el acortamiento de la duración de los contratos. Si esta práctica se generaliza, la consolidación de un régimen de alta inflación, a través de la espiralización de las variables nominales (precios-salarios-tipo de cambio) podría darse en el corto plazo".

Más firmeza
En ese contexto, persisten las críticas de los analistas respecto al modo de intervención oficial. Es el caso de Christian Buteler, que planteó: "Hasta el miércoles, el dólar venía subiendo 33,3% en la semana; hoy (por ayer) bajó 5,2%. El movimiento se dio con un bajo volumen de operaciones y el BCRA interviniendo tímidamente. Hasta ahora no se ve una sobre-demanda sino un corrimiento de la oferta. Con un Central más agresivo, el movimiento podría haber sido mucho más suave. Permitir la destrucción del peso por tan poco no tiene sentido".

Además, economistas cuestionan a la entidad por no utilizar sus divisas para marcar con firmeza un valor de referencia. Señalan que, por correr desde atrás la cotización con intervenciones leves, entre el lunes y el miércoles se quemaron más de US$2.000 millones de las reservas sin que se logre frenar la devaluación.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Papa no tiene previsto visitar Argentina en 2020

El Papa no tiene previsto visitar Argentina en 2020

Ver más productos