El dólar llegó ayer a su quinta caída de forma ininterrumpida, motorizado por las agresivas tácticas de carry trade de los fondos del exterior y las divisas del campo.

En las pizarras de los bancos, la cotización promedio al cierre de la jornada fue de $43,25, 20 centavos menos que el martes; en tres entidades, de acuerdo al relevamiento diario que realiza el Central'>Banco Central, logró quedar por debajo de la barrera de los $43. El billete mayorista también anotó su quinta caída al hilo con un retroceso de 17 centavos, que lo dejó al borde de quebrar la marca de los $42 ($42,03).

"La oferta de dólares ejerce un dominio significativo en el desarrollo de las operaciones de las últimas ruedas y hace que los precios perforen con cierta facilidad los pisos previos, una proyección impensada tres meses atrás", señaló Gustavo Quintana, operador de PR Corredores de Cambio.

Con el derrumbe de las últimas semanas, el dólar continúa siendo funcional al objetivo del Gobierno de alcanzar la reelección en octubre. Pero no es la única variable que está jugando a favor del oficialismo. El riesgo país perforó ayer la barrera de los 800 puntos por primera vez desde abril y después de haber tocado las 1.000 unidades en junio. El indicador que elabora JP Morgan cerró en 793 puntos tras una caída en la jornada del 1,6 por ciento.

La divisa estadounidense cerró ayer a un promedio de $43,25 en las pizarras y a $42,03 el mayorista

Sin embargo, la incertidumbre que generan las PASO, en un escenario político claramente polarizado, y la culminación de la cosecha gruesa del agro pondrían fin al veranito cambiario a partir de agosto.

"En agosto la liquidación de divisas se reduce a casi la mitad (a US$68 millones diarios de US$128 millones en junio) y esto, sumado a la incertidumbre electoral afectará al mercado de cambios", señaló a BAE Negocios Amilcar Collante, economista de Cesur, aunque aclaró que la situación "luce manejable" para un BCRA que ya tomó posición en dólar futuro, tiene potestad para intervenir discrecionalmente en el mercado de cambios y puede contraer agregados monetarios para subir la tasa de interés si es necesario.

Por ahora, el Central aprovechó la calma cambiaria ayer para convalidar el mayor relajamiento de la tasa de referencia en más de 7 meses, que quedó en el 60,80%. El piso establecido por la autoridad monetaria para julio es de 58%.

Para Julia Segoviano, de LGC, es probable que el dólar siga tranquilo "un tiempo más". "De todas formas, no descarto que ante un escenario negativo para el oficialismo en las PASO, el dólar pueda moverse un poco, y aunque sea una variación pequeña, eso puede generar nervios en el mercado", afirmó a BAE Negocios.

"Lo que estamos viendo es que están dejando apreciar el tipo de cambio desde el gobierno Sin embargo, una apreciación severa puede ser complicada también, te quita competitividad y expone al gobierno ante pequeños saltos del dólar", agregó.

El riesgo país perforó la barrera de los 800 puntos por primera vez desde abril

Nery Persichini, economista de GMA Capital, coincide en que las PASO van a agregar volatilidad al mercado pero no considera negativa una reacomodación del tipo de cambio tras la fuerte apreciación del último mes, exacerbada por "un fenomenal viento de cola internacional". "La dolarización de carteras suele aumentar en la previa electoral. Y este punto de partida no sería malo, dado que el tipo de cambio real multilateral es el mismo que hace un año", indicó.

Ver más productos

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Ver más productos