Para el mercado, Alberto Fernández no la tendrá nada fácil en el inicio de su gestión. El relevamiento de expectativas que realiza el Banco Central entre analistas locales e internacionales indica que el nuevo presidente cerraría el primer año de su gobierno con una inflación general de 42,9%, una contracción económica de 1,7% y un dólar mayorista en $87,4.

Si se cumplen los pronósticos del REM de octubre, publicado ayer por el BCRA, la economía argentina sumaría en 2020 su tercer año consecutivo de recesión, mientras que al índice de precios al consumidor le costará más el descenso.

La mediana de las respuestas de las 27 consultoras y centros de investigación locales, las 14 entidades financieras argentinas y los 4 analistas extranjeros relevados por la autoridad monetaria en los últimos días de octubre muestra que tras la victoria del Frente de Todos para el año que viene se espera una caída del PBI levemente menor que hace un mes atrás (0,2 puntos porcentuales) pero una inflación 2,4 puntos porcentuales mayor.

También esperan una suba de precios más pronunciada para este año. Según las proyecciones, en diciembre la inflación alcanzará el 55,6% interanual, 0,7 puntos porcentuales por arriba del REM de septiembre.

La economía, en tanto, registraría una contracción del 3%, prácticamente en línea con lo que estimaban hace un mes.

Las proyecciones del mercado indican que Alberto Fernández deberá enfrentar un inicio de gestión bastante más difícil que el que atravesó Mauricio Macri desde el frente inflacionario pero prácticamente similar en cuanto a los niveles de actividad. En el primer año de gobierno del presidente saliente, 2016, la inflación fue de 41,1%, mientras que la economía sufrió una contracción de 1,8 por ciento.

Según los 45 participantes en esta última edición del REM, la salida de la recesión recién llegará en 2021, con un incremento esperado del PBI de 1,6 por ciento.

Dólar

El endurecimiento del cepo que comenzó a regir inmediatamente después del resultado de las elecciones generales llevó a los analistas a recalcular sus proyecciones más inmediatas respecto del dólar. Así, mientras en el relevamiento de septiembre la mediana de las respuestas arrojaba la expectativa de un tipo de cambio mayorista a $62, un mes después y con nuevas restricciones mediante, el pronóstico cayó a 61,1 por ciento.

En un mercado prácticamente paralizado por el nuevo límite a la compra de divisas, ayer el dólar mayorista cerró a $59,70, cinco centavos por debajo del viernes. De acuerdo al REM de octubre, llegaría a $65 en el cierre del año y alcanzaría los $87,4 en diciembre de 2020.

En tanto, el aceleramiento en el recorte de tasas por parte del BCRA de las últimas semanas modificó notablemente las expectativas respecto de la tasa de referencia. Ahora los participantes del REM prevén que la tasa de interés promedio de las Leliq finalice noviembre en 63,0%, el piso establecido la semana pasada por la autoridad monetaria, y que en diciembre caiga al 60 por ciento. En el relevamiento de septiembre estimaban una tasa de 70,1% para este mes y de 73% sobre el cierre del año.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos