El plan "pico y pala" para la construcción que preparan los equipos técnicos del Frente de Todos ya comienza a generar divisiones dentro de los empresarios del sector.

Los colaboradores de Alberto Fernández trabajan en un plan de vivienda que permita reactivar con rapidez al sector para comenzar a dinamizar la economía y el empleo. La santafesina María Eugenia Bielsa, que suena como miembro de su gabinete y acompañó al candidato en su visita a San Juan, ya le presentó un proyecto sobre el tema al ganador de las PASO.

Los constructores también creen que habrá un rol protagónico de los intendentes mediante pequeñas obras como cunetas y bacheos que se ejecutarán a nivel municipal, con alta visibilidad y empleo de baja calificación pero en blanco.

Sin embargo, ya van surgiendo algunos resquemores dentro de la "patria contratista" de cuyas entrañas surgió el propio presidente. "No hemos tenido contacto de ningún tipo, a diferencia de la UIA que ya se encontró varias veces con Alberto. Tampoco sabemos quién va a ser nuestro futuro interlocutor", reprochó un hombre de negocios en diálogo con BAE Negocios que no vio con demasiados buenos ojos el plan "pico y pala".

"El riesgo es que sean obras de relleno y no de infraestructura. Además se puso de moda en las municipalidades que le den esas tareas a cooperativas por fuera de la ley, por lo que tampoco va a favorecer a la UOCRA", planteó el constructor consultado.

Mientras tanto, los empresarios se las rebuscan para tratar de mantener su personal en medio de un parate feroz en la obra pública, la falta de pago y tasas imposible de financiamiento.

"Los PPP están muertos", repiten en el sector. "El corazón de los mismos era el financiamiento externo, vamos a tener que renegociarlos porque con el nivel actual de riesgo país son inviables", plantean, en referencia a los contratos que se habían pensado para mantener el nivel de obras sin subir el endeudamiento o el gasto público, y en donde eran las compañías las que debían tener cerrados los fondos para recién comenzar los proyectos.

El problema para el próximo presidente es que deberá lidiar con la presión del FMI para continuar con el ajuste y no recurrir al Banco Central para financiarse. Por eso la expectativa está puesta en la reaparición de China como un actor relevante para llevar adelante proyectos de infraestructura, aunque tratando de limitar su avance.

"A diferencia de la UIA, que ya se reunió varias veces, no hemos tenido contacto de ningún tipo con Alberto”

En ese sentido, los que más rechazan las políticas actuales creen que pronto "se va a terminar de caer la mentira de la obra pública macrista", que ni de lejos llegó a los niveles que supo obtener durante el kirchnerismo, más allá del relato que haya querido instalar el oficialismo.

En el sector ya empiezan a mover sus fichas y anticipan cambios en Camarco, la cámara que nuclea a las compañías del rubro, cuya reputación se vio severamente dañada después de la causa de los cuadernos.

Por otro lado, el equipo de Alberto ya diseña la conformación de un "trust" para traer al país los dólares del blanqueo que quedaron en cuentas en el exterior. La iniciativa está siendo diseñada por el ex vicepresidente del Banco Central, Miguel Ángel Pesce. La idea es que esas divisas puedan utilizarse como garantías de fideicomisos que fondeará con emisión monetaria el BCRA, destinados exclusivamente a proyectos productivos y específicamente para la construcción, mediante colocaciones de Obligaciones Negociables (ON).

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos