La suba del precio del dólar de 33,5% provocará una inflación acumulada en torno a 15% en los próximos 3 meses y una nueva caída del salario real de, al menos, 5%. Las medidas paliativas anunciadas ayer por el presidente Mauricio Macri alcanzarán a compensar como máximo un 10% de la contracción esperada del consumo. Incluso, por beneficiar principalmente a los sectores de trabajadores con más capacidad de ahorro, podría jugar en contra si el excedente llega a ser dolarizado.

Macri adelantó que el esfuerzo fiscal que generará el programa anunciado es de $40.000 millones, lo que tendrá un impacto de 0,2% del PBI. Pero, por el lado distributivo, devaluación mata programa: tal como mostró Cuentas Nacionales del Indec, cada suba, o baja, de un punto de salario real inyecta o quita más de US$80.000 millones en la economía, según los números del primer trimestre. La caída de al menos 5% del salario generada por la devaluación tendrá, entonces, un impacto muy superior a los $40.000 M.

El economista jefe de Ecolatina, Matías Rajnerman, dijo a BAE Negocios: "El impacto del programa anunciado ayer es nulo. Nosotros calculamos un piso de 10% de inflación acumulada entre agosto y septiembre. Habrá que ver cómo evoluciona el salario pero siempre va detrás de la inflación cuando hay devaluación. Este paliativo no logra que no se profundice la recesión".

El CEO de Analytica, Rodrigo Álvarez, realizó la cuenta y explicó los resultados en los siguientes términos: la masa salarial es el 45% del PBI, con una devaluación de 35% se sumarán 10 puntos de inflación y en condiciones milagrosas el salario real caería sólo 5%, lo que resulta en una contracción de 2,25% del PBI. El impacto de los anuncios de Macri, en cambio, es del 0,25% del PBI. El balance final muestra una caída de 2% del producto como resultado de lo acontecido durante esta semana. "El impacto va a ser duro", concluyó Álvarez.

Expresado de otra forma: una milagrosa caída de sólo 5 puntos del salario implica una pérdida de $400.000 M para el consumo, tal los datos de Cuentas Nacionales. Los $40.000 M son apenas el 10% de esa pérdida. El director del CESO, Andrés Asiaín, estimó que la contracción del salario real estará lejos del milagro y la estimó en una de 10% para los próximos tres meses y afirmó: "El programa anunciado no logrará levantar el consumo". Si finalmente la caída del salario real es de 10% en los próximos meses, los $40.000 M del programa oficial sólo lograrán compensar el 5% de la contracción.

La fuerza regresiva de la devaluación supera por mucho a la del plan para inflar el consumo. El economista de la Undav, Sergio Chouza, explicó: "Los $40.000 millones son una cantidad importante. Pero no alcanza para reactivar. El problema principal de la economía hoy es el de la convulsión macro y eso no se resuelve tirándole dinero a la clase media. Es más, lo puede llegar a agudizar si los excedentes se dolarizan".

Más notas de

Mariano Cuparo Ortiz

La distribución del ingreso se aleja del fifty-fifty

El salario pierde participación

La inflación fue de 53,8% en 2019 y sumó más de 300% en cuatro años

Las anclas en el 2020 son el dólar, las tarifas y un salario calmo

La industria tuvo su peor noviembre desde 2002 y operó con el 60% de su capacidad

Kulfas enfrenta desafíos fuertes para un sector en caída libre

Las colocaciones en pesos serán clave para quitar presión en el mercado cambiario

Guzmán y el desafío de dar alguna opción al ahorro

Tras la baja más veloz en cuatro años, la tasa vuelve a perder contra la inflación

Pesce tiene una nueva prioridad: reactivar la economía

La inversión productiva, en su peor nivel de la década

En diciembre, la construcción siguió con su desplome

Cambiemos dejó a la industria en caída y ahora se espera un leve repunte por la baja de tasa

La industria cayó 4,5% en noviembre

La inversión volverá a caer en 2020, pese a impacto moderado de las medidas

Analistas discuten sobre el efecto de las medidas oficiales

Se agudizó la concentración de la economía y grandes empresas ya se llevan el 20% de la producción

Entre 2015 y 2018, once firmas fabriles abandonaron la cúpula

El crédito en pesos cerró el año con una baja del 24% y se hundió a mínimos históricos

La súpertasa y la recesión tiraron abajo los préstamos