La estabilidad del tipo de cambio en lo que va de junio junto a las pocas subas que tiene la soja en la plaza local, llevaron al productor a vender sus granos lentamente y esperar el momento para salir con una fuerte entrega en las Bolsas. En los primeros 11 días del mes, el volumen entregado a la exportación está un 19% por debajo de los visto en mayo.

Datos de portal oficial Siogranos muestran que hasta hoy (por ayer) las ventas de oleaginosa eran de 984.377 toneladas, frente a las 1.213.772 millones de abril. Lo mismo se puede ver en el maíz. Por el cereal se lleva entregado 967.647 toneladas contra los 1.280.879 millones de toneladas del mes pasado.

La razón de la lenta comercialización responde a que los precios no acompañan tanto lo que se ve en Chicago. Según la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR): "el valor ofrecido por la oleaginosa con entrega contractual se ubicó en $10.100, manteniéndose sin alteraciones con respecto a la jornada de ayer (por el lunes) y siendo inferior a lo que la oferta esperaba".

A fin de mes hay vencimientos que el ruralista debe hacer frente por gastos de campaña

Para la analista de mercado granario, Lorena D´Angelo "frente a un mercado externo que se viene afirmando por problemas climáticos, el productor va a tratar de ganar algo y esperará hasta el último momento para ver si sigue subiendo el precio".

Los productores tenían la recomendación de sus operadores de no vender hasta que se tenga los datos del Departamento de Agricultura de los EE.UU. (USDA, por sus siglas en inglés), el cual señaló ayer que sus existencias para el ciclo 2019/2020 serán mayores. Algo que no era esperado por el mercado. El organismo norteamericano informó que sus stocks eran de 28.4 millones de toneladas frente a los 26.9 millones que había señalado la plaza.

Además el USDA dijo el lunes que la siembra de la oleaginosa era del 60% mostrando un avance muy importante frente al 39% de una semana atrás. Todo esto se dio frente al panorama de intensas lluvias que se vienen dando en EE.UU.

Pero ayer su cotización se vio apoyada por el maíz que tuvo una ganancia en Chicago por arriba del 2%, a partir que el USDA recortó 9% la cosecha prevista por la excesiva humedad en el período de siembra.

Según éste se ubicaría en 347,4 millones de toneladas, 34,3 millones por debajo de los anteriores 381,7 millones. Argentina no podría aprovechar los buenos precios frente a un Brasil que lidera el mercado sudamericano con mas de 94 millones de toneladas.