El Indec publicó el informe de agosto del Índice de Salarios, que mostró una caída de 7,3% para el salario real en lo que va del año, es decir en la comparación contra los niveles de diciembre. Y es que el indicador mostró una suba de 15,3% en la variación del total de los asalariados en el acumulado enero-agosto. Por su parte, agosto dio una variación de 2,8% contra julio y quedó bien por abajo de la inflación del mes, que fue de 3,9%. Así, la caída real de agosto fue de 1,1%. Se descuenta que en septiembre habrá un deterioro aún mayor por el 6,5% que dio la inflación durante ese mes.

En los últimos 12 meses la caída real del salario promedio alcanzó el 9,4%, con salarios creciendo 21,9% nominal y una inflación acelerando hasta 34,4%. Además, la Secretaría de Trabajo mostró la variación de los salarios del SIPA. Ahí también hubo caída interanual, con un salario creciendo 25,3%. El director del CEPED, Javier Lindenboim, afirmó: "Es probable que la recuperación de la capacidad de compra, que fue de varios puntos en 2017, se pierda este año, aunque la caída de agosto no es la peor de los últimos 5 años".