La utilización de los servicios públicos bajó 3,6% en febrero en relación con igual mes del año pasado, en consonancia con el menor nivel de actividad económica, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Sin embargo, este registro fue 0,3% superior al de enero, y acumuló en el primer bimestre un retroceso de solo 0,1% en comparación a enero-febrero del año pasado.

Respecto de igual mes del año anterior, la demanda de energía eléctrica, gas y agua registró una caída de 3,9%; y los vehículos pasantes pagos por peajes se redujeron 9,5%. Asimismo, el servicio de correo postal tuvo una caída de 10,6%, mientras que el sector de telefonía registró un descenso de 4,4%. 

Por contrapartida, la recolección de residuos tuvo un aumento de 2,7%; el transporte de pasajeros subió 1,2% y el de carga, 6,5%, informó el Indec.

Esta merma en el Indicador Sintético de los Servicios Públicos (ISSP) estuvo en línea con la caída del 4,8% que tuvo en febrero la actividad económica en relación con igual mes del año pasado debido a la caída de la industria, el comercio y la construcción.

También en febrero el Estimador Mensual de la actividad Económica (EMAE) registró un alza respecto a enero, en ese caso, del 0,2%.

En esos momentos, el Palacio de Hacienda destacaba que era la tercera suba intermensual consecutiva y confiaban en que en marzo se alcanzara la cuarta, así el primer trimestre del año podría cerrar con un alza respecto al último del 2018. Sin embargo, la semana pasada se supo que la actividad industria bajó en marzo 4,3% respecto a febrero y la Construcción 3,5%.

Este menor nivel de actividad fabril, 13,4% interanual, se vio reflejado, entre otros sectores, en una caída interanual del 3,9% en la demanda de electricidad.

Otra de las cosas que el ISSP mostró en marzo en un crecimiento del 6,5% en el transporte de carga, asociado con la mayor cosecha de trigo, unas 19,4 millones de toneladas, un 5% más que la campaña anterior.

Pero a esto debe sumársele también la mayor cantidad de traslados para la cosecha de maíz y de soja, seriamente afectadas el año pasado por la peor sequía de los últimos 50 años.

Con todo esto, la producción de granos alcanzará la cifra record de 145 millones, que se mueve en dos millones de camiones, 205.000 vagones, y 2.800 barcos, según cifras oficiales.

Fuentes del Palacio de Hacienda destacaron la posibilidad de que los números “vayan mejorando a partir de abril” porque a partir de ese mes del 2018, comenzó la crisis que afectó tanto al sector agropecuario, como a la industria, la construcción y el comercio.

A partir de abril del 2018, se verificó la peor sequía en 50 años que afectó la producción de soja, principal producto de exportación, y comenzó la suba de tasas a nivel internacional, lo que dejó sin financiamiento al país, y generó una suba del tipo de cambio.